Jennifer Aniston consigue una talla más de pecho ¡sin cirujía!

La actriz, de 40 años, luce espléndida y asegura que está así de bien sin haber pasado nunca por un quirófano.

Es muy raro que una actriz esté estupenda cuando su edad ya supera los 30 sin haberse inyectado bótox o haberse hecho algún que otro retoque (¡que para eso tienen tanto dinero!)

Pero la ex de Brad Pitt es una de esas actrices que no quiere acabar siendo una Barbie de plástico, a pesar de que ya en su día aseguró que en una ocasión había utilizado bótox, pero que no lo volvería a hacer.

El caso es que la actriz apareció en un acto público hace un par de días y se le vio un pecho mucho más grande. Y ella aseguró que no había pasado por quirófanos para aumentar en una talla el tamaño de su “pechonalidad”. Fuentes muy cercanas a Aniston aseguran que ella optó por un tratamiento de inyecciones de Macrolane.

Se trata de inyectar una especie de gel que permite moldear las partes del cuerpo que deseemos y además nos permite ganar más pecho en cosa de media hora. No obstante, el tratamiento no siempre sale bien pues el gel puede ser rechazado por el cuerpo. Suponemos que Jennifer está así de bien no sólo por estas inyecciones, sino más bien por las horas que pasa metida en el gimnasio…

Autor: Itziar Oteo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *