Hoodia, un cactus que adelgaza

El Hoodia es un cactus que crece en el desierto de Sudáfrica y que, desde hace siglos, utiliza la tribu de bosquimanos para inhibir el hambre y la sed durante sus largas excursiones de caza. En la época de los 70 la planta llegó a conocimiento de la industria farmacéutica y desde entonces se estudian sus efectos para combatir la obesidad.

La sensación de hambre depende del contenido de glucosa en sangre. Este cactus, que no aporta ninguna caloría, es 10.000 veces más activo que la glucosa y engaña al cerebro, haciéndole creer que estamos saciados.

Estudios clínicos han demostrado que las personas que sufren obesidad y consumen extractos de Hoodia, pueden llegar a reducir su ingesta calórica en un 30 o 40% y, en consecuencia, mejorar su pérdida de peso.

La mayor ventaja de este descubrimiento es que se trata de un inhibidor del apetito que parte de un compuesto natural. Todo lo contrario a la mayoría de fármacos que se comercializan hoy en día y que, más que hacernos perder peso, nos hacen perder dinero.

Las empresas farmacéuticas buscan desesperadamente un compuesto químico a base de Hoodia. Varias empresas han empezado ya a dar publicidad a los resultados clínicos de sus investigaciones. Hoy en día existen ya varias empresas que comercializan suplementos alimenticios a base de este cactus.
 

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *