Guía para ir de rebajas y no morir en el intento

Aunque muchos comercios y Comunidades Autónomas habían empezado antes, las rebajas de invierno arrancaron oficialmente en toda España ayer, día 7 de enero. Como cada año, nos desbordó la locura, se multiplicaron los pronósticos sobre el gasto medio (entre 80 y 150 euros por cabeza) y reaparecieron las dudas de siempre: ¿por dónde empezar?, ¿cómo evitar un gasto mayor al esperado?, ¿cómo mantener la calma ante la saturación de descuentos?

Para facilitaros un poco la vida, en Nosotras.com nos hemos puesto manos a la obra para elaborar la guía que marcará vuestro camino hacia unas rebajas satisfactorias en cuanto a calidad, cantidad y precio. Si no queréis morir en el intento, tomad buena nota de estos consejos:

1. No salgáis de casa sin una lista. Igual que cuando vamos al supermercado, en rebajas necesitamos una lista con nuestras necesidades y el orden de prioridad. Así evitaremos volver a casa con un par de zapatos cuando lo que queríamos era un abrigo o con un vestido cuando lo que buscábamos era un traje para ir a la oficina. Llevad la lista siempre encima y miradla cuando las tentaciones no dejen de sucederse.

2. Estableced una ruta. Igual que fijáis los productos a comprar, debéis establecer los establecimientos que visitaréis y los productos que queréis encontrar en cada uno de ellos. Planificadlo como si fuera una excursión y disfrutad del camino…

3. No olvidéis Internet. No sólo para comprar a través de la red sino, también, para establecer con mayor rigor los dos puntos antes mencionados. Mirad en las páginas web de las tiendas que vayáis a visitar, localizad vuestras prendas e id a por ellas (si así lo preferís) a los establecimientos físicos. Si no encontráis el producto idéntico, al menos tendréis una idea en la cabeza del estilo que buscáis.

4. Tened claro vuestro presupuesto. Estableced de antemano la cantidad económica que os podéis gastar. Que después llega febrero y se nos atragantan las rebajas. Una buena estrategia es, una vez determinado el presupuesto a gastar, pagar en metálico. Así es más fácil controlarse y tomar conciencia de la cantidad económica gastada. A veces, la tarjeta de crédito nos juega malas pasadas…

5. Concedeos un capricho. Aunque es obvio que lo primero son las cosas necesarias… ¿nos merecemos algún capricho no? Estableced el presupuesto para éste y disfrutad con él. La vida está para concederse ciertas licencias…

6. Id lo antes posible. Aunque las rebajas se alargarán hasta marzo, todas sabemos que la variedad de productos y tallas se agota rápidamente. Así que no tardéis en ir a por vuestros descuentos. Si podéis, intentad ir en día laborable para evitar la masificación del fin de semana.

7. Probaos las prendas. Aunque sean más baratas, debemos de seguir el mismo procedimiento que siempre a la hora de comprar una prenda rebajada. Y un detalle básico es el de pasar por el probador (sí, aunque haya cola) para certificar que estamos comprando productos que se adecuan a nuestros gustos y tallas. Así evitamos disgustos y la pereza de tener que descambiar las prendas posteriormente.

8. Revisad las etiquetas. Antes de comprar la prenda, aseguraos de que en la etiqueta figure el precio rebajado y el anterior. Si no es así, consultad a los vendedores antes de pasar por caja. Recordad, además, que los productos con descuento deben tener la misma calidad que si no lo tuvieran. No estáis yendo de outlet, así que nada de prendas con tara o de colecciones del año de la catapún

10. Preguntad por los períodos de devolución. En rebajas, muchos establecimientos optan por reducir los períodos de devolución de los productos comprados. Y si antes eran 30 días, ahora sólo tenéis 15. Informaos bien sobre este dato para evitar desagradables sorpresas.

Y con esta guía como hoja de ruta… ¡a disfrutar de las rebajas se ha dicho!

Imagen: Corbis Images

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *