Greenpeace encuentra sustancias químicas peligrosas para la salud en prestigiosos perfumes

Coincidiendo con San Valentín, la organización ecologista ha dado a conocer los resultados de un estudio sobre perfumes, ya que es un regalo frecuente en un día tan señalado. Después de investigar 36 conocidas marcas de agua de colonia y perfumes, Greenpeace ha concluido que ambas sustancias contienen componentes químicos nocivos para la salud.

El informe “Eau de Tóxico” advierte de que la mayoría de estos productos contienen “dos grupos de sustancias peligrosas, o potencialmente peligrosas”, como son los ftalatos y los almizcles sintéticos. Aunque algunos de los perfumes contienen un bajo nivel de estas sustancias químicas su peligro radica en que se van acumulando en el cuerpo de las personas y “pueden causar cáncer y otros efectos nocivos para la salud”. Greenpeace también destaca en su estudio que “algunas de ellas pueden incluso interferir, a un nivel básico, en el sistema hormonal y en el papel de éste en el desarrollo. Las consecuencias a medio y largo plazo para nuestra salud son desconocidas”.

Las marcas más prestigiosas no salen tampoco bien paradas en “Eau de Tóxicos” y algunas de ellas se sitúan entre las que más sustancias perjudiciales incorporan en sus fragancias.
Siguiendo con los posibles efectos que estos elementos químicos pueden tener en la salud de las personas que entran en contacto con ellos encontramos que en la exposición diaria pueden actuar “como contaminantes de la sangre y de la leche materna humana”.

Frente a los resultados de esta investigación, Greenpeace reclama “la necesidad de una legislación que establezca la sustitución de las sustancias peligrosas por alternativas más seguras”. Se trata de una modificación en las leyes que acabe con los vacíos legales existentes en cuanto a la utilización de sustancias químicas en productos cosméticos y perfumes.

Con este informe la ONG Greenpeace pretende alertar a los compradores de estos productos para que conozcan que es lo que se disponen a comprar y también demandan “de forma urgente una mayor aproximación a la precaución, evaluación y control de las sustancias químicas”.

Consulta el estudio en la web de Greenpeace

Autor: Isabel Rey

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *