Girls, o cuando Nosotras nos apoderamos de la pequeña pantalla

En la gala de los Globos de Oro, la serie Girls (de la HBO) se llevó el galardón como Mejor Serie, y su protagonista, Lena Dunham, la estatuilla como Mejor Actriz de Serie de Televisión (Comedia/Musical). Dos grandes premios que se suman a los ya recibidos, y con los que actriz y serie culminan el escandaloso éxito en su primera temporada.

Pero aunque este éxito esté Mobil Porno HD Seks porno Sex izle pornocosechado a base de grandes guiones e interpretaciones, para Nosotras no deja de reflejar un  fenómeno latente: el importantísimo potencial (y triunfo) de todas esas series en las que Nosotras, las chicas, somos protagonistas.

No tenemos tiempo ni motivos para llorar la pérdida de Gossip Girl. Y es que tenemos para sustituirle a grandísimas (y mejores) producciones. Un ejemplo de ello es la mencionada Girls, que ha revolucionado medio planeta con sus divertidas tramas y su fondo, tan alejado del snobismo del Upper East Side y más centrado en los dilemas de las chicas reales.

De hecho, Lena Dunham afirmó que la serie plasmaba una parte de la población que no aparecía en Sexo en Nueva York: “Gossip Girl eran adolescentes que se peleaban por el Upper East Side, y Sexo en Nueva York la conformaban mujeres que habían conseguido marido y trabajo, y que lo que querían era encarrilar su vida familiar. Existía un vacío entre ambas en el que nadie se había dirigido.”

Pero Gossip Girl y Girls no son los únicos casos de éxito femenino en la pequeña pantalla. ¿Conocéis Pretty Little Liars? La serie va por la tercera temporada y su cadena, la norteamericana ABC, ya ha asegurado una cuarta tanda de capítulos. A ella también se le suma (aun salvando las distancias) The Hills, protagonizada -entre otras- por Lauren Conrad y Whitney Port, y cuyo spin-off, The City, permitió descubrimos a grandes iconos de estilo como Olivia Palermo.

Y aunque en grupo tenemos éxito, separadas también. Dan fe el tremendo éxito de New Girl, show protagonizado por la camaleónica Zooey Deschanel.

Imágenes: Collider.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *