“Experiencias con un desconocido”, de Sonia Gómez, es genial!

¡No os lo perdáis! D. iba a ir conmigo pero ayer ya estuvimos en un estreno y no, demasiado
teatro para el cuerpo. G., Ca. y Ce. después de diversas combinaciones que partieron de una reunión de tappersex… irán otro día. Al final fui sola y encantada con la idea, pues si vas a ver una obra de
teatro-danza que se titula “Experiencias con un desconocido”, qué menos que ir sola, así todos serán desconocidos para mí, pensé muy contenta, y podré meterme mejor en la historia etc. Pero… no lo de todos
desconocidos no fue así, luego os cuento por qué múltiples razones.

Vayamos por partes.

El nuevo espectáculo de la perfomer Sònia Gómez,“Experiencias con un desconocido” es
una obra de teatro basada en un programa piloto para televisión que
ella puso en marcha hace unos años… Y durante los más o menos 90
minutos que ha durado el espectáculo nos hemos reído, emocionado,
carcajeado y gratamentesorprendido, a mi juicio cada pieza era más
interesante y mejor que la anterior y quedaron ganas de más, de ir otro
día y encima que las historias sean nuevas, pero no por cambiar nada
del guión establecido sino simplemente por el placer de descubrir más,
por seguir tirando del hilo potencial de Sonia, que promete. Y lo de
que el que estaba sentado entre el público justo a mi lado fuera
justamente el actor del desnudo integral también me ha encantado, todo
sea dicho.

A lo que iba. Creo que esta chica, de la que me
encantaría hacerme amiga ya (y a muchos más les pasará lo mismo, estoy
segura) por el gusto de escuchar de viva voz aunque fuera sólo una vez
lo que su cabeza pergeña, además de tener el culo y la cabeza en su
sitio, es muy pero que muy divertida, y no soy la única que lo piensa,
para muestra un botón (expresado por Quim Pujol) y de paso explicamos
las cuestiones escénicas de la obra y cómo es Sonia en escena con un
poco más de orden:

 “Se trata de un amalgama de danza, texto
y vídeo con una estética muy cuidada que gira siempre alrededor de
material autobiográfico. Además del guión establecido, Sonia es una
performer con chispa que a menudo se lanza en osadas improvisaciones
que destacan como lo mejor de sus piezas. En este sentido, somos muchos
los que hemos mencionado alguna vez que a Sonia no le hace falta más
que un micro y un taburete, porque si se lo propusiese podría reinar
dentro del género anglosajón de las stand-up comedies”.

Además,
Pablo Caruana nos desvela más elementos suculentos que seguro que
animarán al resto de curiosos a los que había dejado indiferentes lo
que he contado hasta aquí:

“Así, desde el 2007 la artista ofreció sus servicios a posibles clientes que se pusiesen en contacto con ella. Inspirándose en el bondage, la sumisión y la dominación,
Gómez se ofrecía como lectora, bailarina, preparadora física… El
formato lo decidía ella: ponía las reglas y, además, podía trabajar con
la seducción, la personalidad y su utilización mercantil, elementos
estos que le interesan desde hace años. Lo público y lo íntimo, lo que
doy, lo que muestro y lo que escondo, la fragilidad, la exposición y la
protección”.

Bueno, y como os iba diciendo y para terminar,
lo de los desconocidos a granel me falló en “Experiencias con un
desconocido”. Y es que Barcelona es un pañuelo y lo de las
coincidencias de “mira qué casualidad que yo también conozco a éste o
al otro o al de más allá” es el pan nuestro de cada día, y cuando te
pasa viendo una obra de teatro es aún más divertido que en la charla de
barra de bar o la puesta en común de datos biográficos sobre amigos de
amigos, un recurso utilizado comúnmente para conocerse con desconocidos
o bien establecer redes a la hora del ligoteo, y nada, que allá va una
de ellas sucedida hoy: no tenía yo ni idea de que David Barba era el
galán protagonista de esta obra (cuando vayáis a verla me entenderéis),
ni sé si estaba ahí o no hoy viéndose actuar, que es que hoy era el día
de estreno, en fin… sencillamente os contaré que veo que últimamente
está en todas partes el grupo que he conocido gracias a Editorial
Melusina, que no paran, y él forma parte de este grupo, que debe ser lo
que en un futuro se denominará “la Escuela de Barcelona” o cualquier
otra denominación sesuda y parecida (que aún ignoramos porque estamos
en el presente, claro) y que se utilizará para etiquetar a este
mogollón de alocaditos y alocaditas, con todo el respeto, refrescantes
y espabilado que hacen cosas nuevas que no sé si son todas buenas o no
pero que tiene una chispa que a mí, personalmente, me anima a pensar
que están muy pero que muy en marcha si los comparo con otros grupos
aspirantes a etiqueta “escuela de barcelona” futura….

Bueno,
voy a dejar de meterme en camisa de once varas aunque sea inocentemente
estampada de negro sobre blanco bloguero, un saludo para todos y a modo
de curiosidad extra he aquí dónde buscar el reportaje que unió a Sonia
Gómez y David Barba y motivó el episodio autobiográfico que no te
querrás perder si te apetece saber más del biógrafo de Nacho Vidal y
sus métodos de investigación (según Sonia, fue engañada por un cliente
que no era más que un periodista escondido que buscaba un artículo
sabroso, la muy pobre): el artículo está publicado en “Culturas, nº
270”, La Vanguardia, “En Directo”, dos páginas sobre el proyecto
“Experiencias con un desconocido”: “Sònia Gómez. Danza, teatro,
performance… más allá de las clasificaciones, los trabajos de esta
artista son una muestra de experimentación y asunción de riesgos, de
buscar límites en la práctica artística sin olvidar, humor y ternura”.
Joana Hurtado Matheu y David Barba

Autor: Roser Amills

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *