Exfoliantes naturales con avena

Usar un exfoliante cada tanto es importante para mantener la piel saludable, libre de células muertas y residuos, y más guapa. Pero no será cuestión de gastar mucho dinero en cremas exfoliantes, sino que podréis hacerlo con ingredientes caseros que tenéis en la alacena y/o refrigerador.

En esta ocasión, os compartimos con vosotros algunas ideas de exfoliantes caseros a base de avena. Tomad nota y poned en práctica, para lucir una piel más limpia, sana y atractiva.

#1 Exfoliante de avena y leche

Se trata de todo un clásico a la hora de hacer exfoliantes caseros, y perfecto para cualquier tipo de piel. Se aconseja realizar este tratamiento al menos dos veces por semana, en combinación con los cuidados regulares de tu piel. Ingredientes:

Tres cucharadas de leche en polvo (30 gramos),

Media taza de avena en copos (120 gramos).

Una cucharada de agua.

Paso a paso: En un recipiente poned la avena y la leche en polvo, agregad el agua y mezclad bien hasta obtener una pasta espesa. Lavad entonces bien la cara con agua tibia, esparcid esta preparación y ayudad con pequeños movimientos circulares para que la exfoliación actúe.

Dejad actuar, con masajes cada tanto, por unos cinco minutos, y enjuagad bien el cutis con agua tibia. Finalmente, secad muy bien y aplicad la crema o loción hidratante de siempre.

avena

#2 Exfoliante de avena, miel y azúcar

A la acción de limpieza de la avena, en este caso, se le suma la acción bactericida de la miel y a la exfoliante del azúcar. Ingredientes:

Un cuarto taza de avena en copos (60 gramos).

Igual proporción de azúcar moreno (62 gramos).

Dos cucharadas de miel (50 gramos).

Preparación: Colocad en un tazón la avena y el azúcar moreno, añadid la miel hasta formar una pasta pegajosa. Aplicad entonces en tu cutis y en todas las partes del cuerpo que necesitéis exfoliar. Un consejo para que el tratamiento sea aún más efectivo, es realizarlo luego de la ducha caliente, ya que los poros estarán más dilatados. Masajead ligeramente durante tres minutos, y enjuagad muy bien. Aplicad finalmente vuestra crema hidratante.

piel

#3 Exfoliante de avena, bicarbonato y canela

¿Qué necesitáis?

  • Una taza de avena molida o arrollada (100 gramos).
  • Media taza de bicarbonato de sodio (60 gramos).
  • Media taza de canela en polvo (60 gramos).
  • Una cucharadita de esencia o extracto de vainilla (5 gramos).

Preparación: En un recipiente o bowl colocad la avena, el bicarbonato, la canela y la vainilla. Mezclad bien los ingredientes y colocad en una media o calcetín tipo panty (lo empleareis como su fuese una esponja). Llenad la tina con agua tibia y obsequiaos un baño de inmersión. Usad la esponja-panty por toda la piel, mojándola y pasandóla por todo el cuerpo, varias veces.

Imágenes: universonatural.social

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *