España, el segundo país europeo con más muertes por selfie

Que levante la mano quien se haya hecho un selfie alguna vez. Seguro que todo el mundo alza la suya sin pensárselo. Pero la cosa cambia cuando la frase es: que levante la mano quien haya puesto su vida en peligro para hacerse un selfie. En este caso la gente ya empieza a dudar y casi todos dirán que no rotundamente. Pero la cruda realidad es que España es ya el segundo país europeo en el ranking de muertes por selfie.

Ahora, si quieres triunfar en el mundo de Instagram y, en general, de las redes sociales, debes colgar fotos increíbles que destaquen. Esto implica buscar sitios exóticos, encuadres originales y, por qué no, animales peligrosos. Esta obsesión por conseguir la foto perfecta es lo que ha llevado a miles de jóvenes a arriesgar su vida. Entre ellos el famoso escalador de edificios Wu Yongning, un youtuber acróbata que cuenta con un gran ejército de fans que alaban sus temerarios vídeos. Pero Wu no tuvo tanta suerte en su último intento, ya que tras realizar varias flexiones mientras colgaba de un rascacielos de 62 pisos, resbaló y se precipitó al abismo. 

En los últimos tres años, sólo en España han muerto 49 personas mientras se hacían un selfie. Se trata de un dato muy alarmante, ya que muchos de ellos seguro que no eran conscientes de que estaban poniendo su vida en peligro. O, pero aún, lo eran y no les importaba si eso significaba aumentar su número de seguidores y likes. 

Según un estudio realizado por la Universidad de Ohio, la media de edad de estos jóvenes tan temerarios son los 21 años y el 75% son hombres. Esto se debe a su habitual comportamiento exhibicionista y sus ansias por demostrar que son los más valientes. Además, señalan que los hombres que publican más selfies suelen ser más narcicistas y la mayoría de estos riesgos se producen por caídas desde las alturas, ahogamientos, arrollamientos de trenes o peligrosos juegos con balas.

Imágenes: Marca, Pinterest, Youtube, El Correo

Autor: Ane del Moral

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *