Escapada de Gran Lujo a Barcelona por menos de lo que te imaginas

Bañado por las aguas del Mediterráneo, con la mirada fijada en la magia de Barcelona y arropado por la fuerza de su majestuosidad, el Eurostars Grand Marina Hotel***** Gran Lujo, afronta el reto de convertirse en un auténtico referente de la oferta hotelera de la ciudad.

235 habitaciones dobles, 37 suites y 1 suite presidencial dotadas de las máximas comodidades y las últimas innovaciones tecnológicas, así como una privilegiada ubicación y unas instalaciones de auténtico lujo garantizan el total confort y satisfacción de los clientes de este emblemático hotel.

Espectacular vista desde la terraza del hotel. C.Doenitz

Y es que tanto hombres como mujeres de negocios como turistas en viaje de placer encontrarán en este establecimiento, ubicado en el World Trade Center barcelonés, el enclave ideal donde disfrutar de una estancia de verdadero ensueño.

Las completas instalaciones del hotel permiten combinar encuentros profesionales en sus magníficas salas de reuniones, con momentos de relax en los que disfrutar de una piscina al aire libre, un modernísimo centro de salud y belleza y una fantástica selección gastronómica.

Interior de una de las suites. C.Doenitz

La sala exclusiva Gran Marina Club y un impresionante salón polivalente, donde celebrar eventos de cualquier índole, complementarán esta oferta de auténtico lujo.

Asimismo, este hotel dispone de una excelente red de comunicaciones que le conecta con los principales ejes viarios, núcleos comerciales y puntos de interés turístico-cultural de la ciudad. El establecimiento se erige en el eje principal del Port Vell, a escasa distancia de las Ramblas, el monumento a Colón, el museo a Picasso y el corazón de El Barrio Gótico, así como el pulmón financiero-comercial de Plaza Cataluña o Paseo de Gracia.

Además, en las inmediaciones del hotel, situado a sólo 10 minutos del Aeropuerto o la Estación de Sants, se puede disfrutar de una oferta lúdica de máximo nivel.

Interior del hotel con maravillosa escalera. C.Doenitz

Su director, José María Barrán, puede estar bien orgulloso de estar a la cabeza de este hotel con aires mediterráneros y arte vanguardista, que se funde con una brisa marina. Todo ello crea un cóctel de incomparable sabor que puede percibirse desde cualquiera de las 8 plantas de este hotel, que se ha convertido en el buque insignia de la oferta de lujo de la ciudad condal.

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *