Entrevista a Anthony Blake: “He pasado muchos apuros económicos para estar donde estoy, pero nunca he tirado la toalla”

Anthony Blake, mago de la mente, como él mismo se califica, llega a Barcelona con su nuevo espectáculo ‘Más cerca’ que podemos ver desde el 24 de octubre en el Teatro Club Capitol de Barcelona. Después de 25 años de carrera, Blake sigue impresionándonos y sorprendiéndonos como la primera vez. Si es verdad, como el mago dice, que su objetivo es hacernos disfrutar… ¡objetivo conseguido!

Nosotras hemos estado en tu espectáculo y nos ha gustado mucho. ¿Por qué crees que la gente ha de ir a verte?

Por el propio título, ‘Más cerca’. En este espectáculo estoy muy próximo a la gente. Quiero estar al lado del público y que éste también se sienta cerca de mí y creo que lo consigo. Como ves, el espectáculo que llevo a cabo en Barcelona en el Tearto Club Capitol, se lleva a cabo en un recinto más bien pequeño. Esto es porque quiero que la gente se sienta más cerca de mí. Así la gente puede ver de verdad lo que hago y sentir lo que digo. En estas pocas funciones que llevo creo que lo he logrado.

Anthony Blake nos cautiva

¿Qué te motivó para entrar a este mundo?

Fue gracias a un curso de control mental que hice cuando era joven, hace muchos años. Me motiva hacerle ver a la gente que tiene en la cabeza mucho más de lo que ellos creen que tienen. Esto es lo que la gente quiere.

Quiero demostrar que todos tenemos capacidades, corazonadas, golpes de fortuna, flashes… son cosas que no podemos explicar pero que se producen.

¿Te consideras mago, ilusionista, mentalista…?

Yo soy un mago de la mente

Más Cerca de Anthony Blake

¿Qué respondes a los rumores que dicen que la gente del público que colabora en tus espectáculos está comprada?

Sólo te diré que en mi espectáculo colaboran alrededor de 90 personas del público. Yo no pierdo el dinero en contratar a tanta gente: es de sentido común que no me saldría a cuenta… Además, vosotras mismas lo habéis visto… el escenario se va iluminando por zonas y va saliendo quien quiere.
Si tuviera que pagar a todo el público que colabora, solo trabajaría para pagarles el sueldo.

¿Cómo llegaste a ser mago de la mente?

Con siete años me regalaron un juego de magia que suele regalarse a muchos niños por Navidad. A casi todos los niños nos han traído este juego los Reyes Magos… la diferencia es que, a diferencia de otros niños, yo no aparté el juego y lo hice mío: me llenó, me caló, me enganchó y he hecho de él mi ilusión por vivir.

¿Te dejas sorprender?

¿Qué pasa cuando, una vez en el escenario, los trucos no funcionan? ¿Cómo sales del mal trago?

Pues echándole cuerpo y profesión. Llevo muchos años en esto y tengo una profesionalidad para afrontar los malos momentos que puedan venir. De todas maneras, el público es inteligente y ve como, aunque te salga mal un truco, tu puedes explicarles por qué y puedes volver a hacerlo. Yo ahí pongo la mejor de mis sonrisas.

¿Cómo esperas que la gente recuerde tu espectáculo?

Mi ilusión es que, cuando la gente salga de mi espectáculo, no recuerde cuánto le ha costado la entrada.

¿Sientes el cariño del público?

Sí. Absolutamente. En el espectáculo me canso mucho físicamente. Quemo mucha energía… pero mentalmente no me canso nada porque la gente del público me da mucha fuerza para seguir estando ahí.

Pon un poco de magia en tu vida

¿Eres el único ‘mago de la mente’ hoy en día en nuestro país?

Yo en España no he visto a otro. Esto es una carrera de fondo, no de velocidad, por eso muchos se quedan por el camino.

¿Te compensa todo el esfuerzo en el escenario?

Si este mundo no te gusta, tiras la toalla. A mí no me apetece hacer otra cosa. Yo no me metí en este mundo por dinero sin por pasármelo bien y para que la gente se lo pase bien conmigo. Mi objetivo siempre ha sido hacer bien mi trabajo y cuando veo que la gente se lo pasa bien, sé que lo he conseguido.

Todos tenemos capacidades extraordinarias

¿Qué quieres que la gente saque en claro después de ver tu espectáculo o de leer tu libro?

Intento plasmar lo que la ciencia todavía no ha demostrado. Yo trabajo con ejercicios para desarrollar capacidades mentales que todos tenemos. También juego mucho con la comunicación no verbal. Por ejemplo, al elegir a una persona para que salga al escenario, nunca elegiré a nadie con los brazos cruzados o que mire para otro lado. Sabemos hablar más con el cuerpo que con la voz. No podemos mentir con el cuerpo.

Anthony Blake, una persona feliz

¿Eres una persona feliz?

Sí. Y si tu eres feliz los de tu alrededor también. Recuerdo una frase de un programa de televisión que ví cuando era niño que decía precisamente esto y se me quedó grabada.

¿Cuál es el secreto de tu espectáculo?

Mi secreto es que me divierto muchísimo.

¿Cómo ha sido la vuelta a los escenarios? ¿Cómo te ha recibido el público?

Desde el principio de mi carrera (los diez primeros años de profesión -llevo 25-), ha sido muy duro… pero el único objetivo que perseguía era seguir adelante y ser un buen mago de la mente. He pasado apuros económicos pero nunca he abandonado. La gente se da cuenta de que soy un enamorado de mi profesión y lo transmito.

Para mí, cada día es de vacaciones y soy muy feliz.

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *