‘En busca de la felicidad’: Will Smith y su hijo en la misma película

En busca de la felicidad

El taquillero Will Smith protagoniza este emotivo drama basado en hechos reales. Su hijo de siete años, Jaden Christopher Syre Smith, debuta como actor en el film.

¿Qué serías capaz de hacer para sacar adelante a tu hijo? Es lo que nos plantea "En busca de la felicidad" al presentarnos a un hombre arruinado pero que nunca se viene abajo del todo: debe pensar en su retoño y en luchar por él para conseguir un futuro mejor, pese a las adversidades que se presenten. Un auténtico ejemplo para todos contado de forma excepcional, con un Will Smith brillante y un Smith Jr. a la altura de las circunstancias. El director, Gabriele Muccino ("El último beso"), ha sabido plasmar la angustia de estar en el fondo del abismo, dentro de un mundo lleno de desigualdades sociales.

Will Smith interpreta en el film a Chris Gardner, un padre de familia, en el San Francisco de los años 80, que no tiene demasiada suerte: es vendedor de artilugios médicos caros y desfasados, por lo cual está pasando cada vez más apuros económicos. Llega un punto en que su mujer Linda (interpretada por Thandie Newton, a la que vimos en la oscarizada "Crash") ya no puede aguantar más: ve que la actual profesión de su marido no les está llevando a nada, que cada vez están más endeudados…, por lo cual, abandona el hogar. De esta forma, Chris se queda solo con su hijo Christopher (Jaden Christopher Syre Smith) y pronto los problemas van de mal en peor: pierden la casa en alquiler donde viven, desaparecen los ahorros… Aun así, Chris Gardner no se da por vencido y decide esforzarse por conseguir su sueño: ser corredor de bolsa, algo que cree que es capaz de hacer pese a que otros le quieran decir lo contrario. Paralelamente, él y su hijo tendrán que pasar las noches sin techo, refugiándose en centros de acogida e incluso en algún lavabo público de estación. Y al final, tanto combatir contra la adversidad dará sus frutos…

Estamos acostumbrados a ver a Will Smith en comedias y películas de acción ("Hombres de negro", "Dos policías rebeldes", "Hitch, especialista en ligues",…) pero con "En busca de la felicidad" demuestra que no es actor de un solo registro y que es capaz de convencer también con sus lágrimas. La escena que protagoniza junto a Jaden Christopher Syre Smith pasando la noche en los lavabos de una estación es sobrecogedora. De hecho, se ve que ha sido todo un acierto contar con el propio hijo del actor para el papel del pequeño Christopher, ya que realmente se nota que hay ‘feeling’ entre ellos: tanto en momentos divertidos -contando chistes- como en los más dramáticos -esas conversaciones profundas bajo la oscuridad del centro de acogida-. Thandie Newton, en un papel difícil al ser la madre que abandona a su família, llega también a conmover e incluso podemos entender la erosión psicológica que padece su personaje y que lo obliga a dejarlo todo.

Pero no es solo gracias a los actores y sus dignas interpretaciones (incluida la del pequeño debutante Smith) que se puede decir que "En busca de la felicidad" es una buena película. El ritmo es ameno pese a que es un film de larga duración: contínuamente están surgiéndole adversidades más o menos en plan sorpresa al protagonista que te hacen sentir cada vez más empatía hacia él y su pequeño. Y además están esos momentos de humor agridulce… Por ejemplo, cuando sale el mendigo que cree que los aparatos médicos que Chris Gardner vende son máquinas del tiempo o en el diálogo entre Chris y su hijo, donde el pequeño le cuenta al padre qué hacen en la guardería.

Así, en defintiva se puede decir que "En busca de la felicidad" de Gabriele Muccino forma una pieza sólida y comprometida. Por un lado, es sólida gracias al guión repleto de drama, situaciones adversas y desesperadas y de cierto humor; también lo es, claro, por la interpretación de los actores, aunque destacando al espléndido Will Smith: nominado en los Globos de Oro por este papel y ahora también a los Oscars como ‘Mejor Actor’. Y por otro lado, es comprometida porque se nota la mano de un director no norteamericano (Muccino es italiano), el cual va más allá de enseñarnos la clásica historia de alguien que consigue el llamado ‘sueño americano’ y logra también hacernos reflexionar sobre las profundas desigualdades entre ricos y pobres que hay en nuestras sociedades occidentales. Y es que nunca se debería olvidar que, por mucho empeño y dedicación que uno le ponga para salir del hoyo de la pobreza, también hace falta que la sociedad aporte de su parte y no mire hacia otro lado.

"En busca de la felicidad" se estrena en cines el 2 de febrero.

Más sobre: drama | hollywood | will smith |