El tiempo ‘NO’ es el que curará ‘TODOS’ tus problemas

¿Cuántas veces hemos pensado que aquello que nos estaba ocurriendo era lo más horrible que nos podía pasar? Cuando estamos inmersos en una situación complicada, el propio sufrimiento y el malestar que nos produce hace que no seamos capaces de ver más allá del problema, y la realidad es que cuando vemos problemas y más problemas lo que co-generamos con la mentes, es, inequívocamente más problemas.

Ese es precisamente el problema, que sino sabemos salirnos de la espiral de pensamiento negativo no encontraremos la salida, no nos podremos dirigir hacia una fuente de positividad y mejora personal. Pero, lo cierto es que en la mayoría de los casos, en la lejanía del tiempo, ese problema parece menor.

problemas

El tiempo no lo cura todo, no es la solución a casi nada. Pero es real que los problemas y conflictos se pueden evaluar mejor. Es por ello, que tal vez lo mejor que podría hacer ante una situación complicada, es tomar esa distancia que da el tiempo, es decir os propongo que simulemos el efecto que el tiempo le da a los problemas.

Lo primero que consigue el tiempo es que se desbloquee ese momentum que se ha producido ante algo grave. En ese preciso instante el cerebro decidió bloquear el pensamiento desde el córtex y se produjo el secuestro amigdalar para que la persona solo pensara en su supervivencia. Entonces, este mecanismo, que hace siglos nos salvaba la vida, hoy nos hace ser menos clarividentes ante ‘ese algo’ que nos está sucediendo.

 

Así que lo que habría que hacer es tomar consciencia de lo que está pasando, mirarlo de una manera objetiva, no ahogar las emociones sino que gestionarlas en los posible, comentarlo y compartirlo con personas de tu confianza, buscar las maneras de mejorar o solucionar si es posible y llegar a aprender de ello para nuestro futuro.

Imágenes: Pinterest

Autor: Ivo Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *