“El tiempo de los cerezos”: la lucha por el poder

En la España cristiano-musulmana del siglo XI los asaltos a ciudades y los pactos entre reinos hacían bailar el poder de unas manos a otras. También contribuían a ello los intereses políticos, los amoríos, los asesinatos y las traiciones estaban a la orden del día.

Las cartas escritas por el visir Ibn Ammar desde la cárcel nos desvelan la historia del al-Ándalus desde una perspectiva que no conocíamos, la musulmana. Ibn Ammar de Silves, poeta de origen humilde y gran estratega, consiguió ser visir de la corte del reino de Sevilla y sirvió a dos generaciones de sultanes sevillanos, a otros reyes musulmanes e incluso colaboró con el Cid Campeador.

Las memorias de Ibn Ammar desde la cárcel iban dirigidas al hijo del último sultán de la Sevilla musulmana. Mientras le relata a al-Rasid, hijo de Al-Mutamid, su propia vida y la historia de su familia nos deja uno de los legados históricos más importantes para España. Una copia de la copia de las memorias del visir ha descansado desde hace seis siglos en la Mezquita Karauine. Las memorias originales y las primeras copias fueron destruidas en una batalla de intereses.

El poeta que entregó su vida a al-Ándalus era un enamorado de su tierra, decía: “En ninguna otra parte sino en el al-Ándalus, se visten más hermosos trajes, se comen más escogidos bocados, se ama en mayor medida los placeres del canto y de la música, ni se cultivan con mayor celo las ciencias y la filosofía”. Su sabiduría se forjó a base de una dura experiencia vital. El visir, poeta, bebedor, astuto, enamoradizo y servil, relata su vida en el contexto de la Reconquista, tras la caída del califato de Córdoba y la configuración de un al-Ándalus, compuesto de multitud de reinos entre los cuales no existía el concepto de fidelidad, ya que todos anhelaban más poder.

Los detalles y las descripciones de los paisajes son tan exquisitos y concretos que situarse en aquella época es algo fácil e inevitable. Escritura elegante y refranes del siglo XI para comprender un modo de vida muy distinto al actual donde la ley “justa” no existía. Pedro Plasencia, el autor, nos muestra una bella historia vivida en un tiempo que queda muy lejano; “el tiempo de los cerezos”. Título:“El tiempo de los cerezos” Autro: Pedro Plasencia Editorial: Suma de letras Colección: Punto de lectura Páginas: 224 Formato: Debolsillo

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *