El postre ideal para las Navidades

En toda auténtica cena navideña que se precie no puede faltar ese último toque que puede hacerte destacar como la mejor cocinera: el postre. Sabemos que hay millones de combinaciones, de gustos y sabores, pero con unas naranjas rellenas de gelatina seguro que sorprendes a todos tus invitados. Entre dulce y amargo conseguirás el cóctel perfecto para acabar de digerir una sabrosa velada en compañía de tus seres más queridos. De una manera rápida, sencilla y sobretodo económica, muy importante considerando los gastos que tenemos que hacer durante las Navidades, vas a conquistar a todo tu público.

Ingredientes:
– 6 naranjas
– 2 cucharadas (soperas) de Canderel
– 4 hojas de gelatina

Preparación:
Ablanda las hojas de gelatina en agua fría. Corta las naranjas por la mitad y extrae el zumo con la ayuda de un exprimidor eléctrico, de tal modo que no se dañe la cáscara. Cuela el zumo. Lava bien las cáscaras de naranja, limpiándolas cuidadosamente para que no quede ningún resto.
Disuelve la gelatina, escurrida de antes, en el zumo bien caliente. Endulza la mezcla con Canderel.
Distribuye el zumo sobre las cáscaras de naranja y llévalas al frigorífico.

Una vez se hayan condensado corta cada mitad de naranja en dos trozos iguales y estarán listas para servirlas. Si quieres puedes añadir una hoja de menta al plato y unos pequeños toques de chocolate caliente que te servirán tanto de decoración como de contrapunto con el sabor ácido de las naranjas.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *