El Museo del Cine de Girona recupera el enigma de Greta Garbo

Hace 100 años nacía en Estocolmo Greta Lovisa Gustafsson, quien años después se convertiría en una de las estrellas más enigmáticas del Hollywood clásico y sería conocida con el nombre de Greta Garbo. El Museo del Cine de Girona, conmemora el centenario del nacimiento de la actriz con una exposición, ideada por la crítica de cine Imma Merino, que revisa a este mito del celuloide.

Esta exposición, que se puede visitar hasta el 5 de febrero, pretende profundizar en el enigma que rodeó a la actriz sueca durante toda su carrera y que creció aún más cuando decidió abandonar el mundo del cine a los 36 años. Se trata de una buena oportunidad para que aquellos que no conozcan el trabajo de esta actriz puedan descubrirlo y, por supuesto, para que quien ya conozca su obra, pueda recordarla.

Descubierta por el director Mauritz Stiller, fue una de las pocas actrices que, tras trabajar en películas mudas, supo adaptarse al cine sonoro en el que se inició con la película Anna Christie, donde se escuchó por primera vez su voz grave que le ayudó a triunfar y le permitió continuar con su carrera. Títulos como Mata Hari, Grand Hotel, La Reina Cristina de Suecia, Anna Karenina  o La dama de las Camelias forman parte de la corta pero intensa trayectoria de una actriz que tras su retirada en 1941 vivió rodeada de rumores y misterio hasta el día de su muerte en 1990.

Este homenaje en forma de exposición consta, entre otros materiales, de 24 fotografías y 3 audiovisuales que permiten observar una muestra del trabajo de la actriz: Garbo en el cine, un montaje de fragmentos de películas protagonizadas por Greta Garbo; un fragmento del film La reina Cristina de Suecia; y Encuentro entre dos reinas, un audiovisual realizado por Cecilia Barriga que confronta el trabajo de Garbo con el de otra actriz clásica: Marlene Dietrich.

Mucho se ha dicho y opinado sobre la protagonista de Ninotchka; el cineasta Federico Fellini comentó en una ocasión “Yo la definiría como la fundadora de una orden religiosa llamada cine. Para verla, se iba al cine como quien iba a misa”; Terenci Moix, gran aficionado al séptimo arte, también la admiró: “En los numerosos films sin arte que le tocaron interpretar, ella es un obra de arte en si misma”. Estas y otras citas de personajes del mundo del cine y la cultura, junto con un documento de audio que recoge opiniones vertidas sobre Greta Garbo completan la exposición y muestran el impacto de la actriz sueca en el mundo artístico.

Más información www.museudelcinema.org

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *