El hombre del verano

La moda de hombre viene esta temporada marcada por dos tendencias claramente diferenciadas: la moda callejera y la elegancia extrema.

La tendencia de la moda callejera se impone con fuerza en el armario de los más jóvenes. Se mezclan las prendas propias de la cultura urbana, como las gorras insignes del hip hop, con piezas más recurrentes y deportivas.

Los vaqueros y las camisetas son esenciales para el hombre de estilo urbano y desenfadado que pretende impregnar de personalidad su look para que nadie vaya vestido igual que él. Ser genuino es cuestión de fusión indumentaria de prendas con mensajes explícitos y complementos distintivos.

La elegancia extrema es ideal para el hombre al que le gusta vestir con sofisticación que, aún estar enmarcado en el clasicismo, opta por una ropa de líneas básicas pero actualizadas.

Las bermudas, los polos, los pantalones de pinza, las camisas y americanas son sus mejores aliados, en colores neutros como el beige, el azul marino, el blanco y el negro. Estas prendas combinadas con gafas de sol, cinturones y zapatillas deportivas dotarán de total elegancia al hombre que las porte, procurándole un aire elegante pero casual.

Adaptándose a cada ocasión y a cada estilo, la moda masculina apuesta por diseños clásicos y transgresores en una composición cargada de eclecticismo.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *