El gótico de Mireya Ruiz

mireya ruiz

El negro, los cueros y las pieles visten a una mujer fría, distante, diferente.

Un cuervo negro se posa en el farol rojo de un local de alterne de París. Es Madame Raven. Medio pájaro, medio mujer. La figura de este personaje ha sido la excusa elegida por Mireya Ruiz para inspirar a su colección. Unas propuestas muy góticas.

La mujer que propone la diseñadora está a caballo entre la mitología y la modernidad, una mujer que observa desde el aire el pasado y el futuro. Su ropa es una mezcla entre el lujo y el estilo más underground, entre lo animal y lo tecnológico, entre el fetichismo y la moral.

Tejidos como el brocado, los terciopelos estampados y brillantes y sobretodo el cuero y las pieles son los materiales empleados para recrear unas propuestas muy peculiares.

Más sobre: modelos | pasarela | pasarela barcelona |