El corazón de África, una experiencia inolvidable

Este mes te proponemos un viaje donde podrás descubrir las inmensidades de la naturaleza en su forma más auténtica. ¿Alguna vez te has planteado ver de cerca leones, cocodrilos, hipopótamos, y mil aves distintas en un mismo lugar?, pues esta es tu aventura.

La Ruta del Lago Victoria te llevará a conocer parte de Tanzania, Rwanda y Uganda. África es nuestra apuesta para este mes, para las más valientes. Prepara tu maleta para andar y andar en medio de unos paisajes de ensueño.

Arusha es el pueblecito elegido para empezar esta ruta por sus parques y lugares, los más bellos de la tierra. Arusha situada en Tanzania cuenta con poco más de un millón de habitantes, que nos mostrarán sus habilidades en un pequeño mercado artesano. En esta parte del mundo el regateo de precios es una forma más de comunicación. La ciudad se encuentra en medio de los parques naturales que iremos conociendo en nuestro viaje.

El primer Parque Nacional que encontraremos en nuestro camino es el de Tarangire, a una hora aproximadamente de Arusha, siempre dependiendo de los imprevistos que nos puedan surgir en el trayecto. Este parque debe su nombre al río de Tarangire y se caracteriza por sus gigantes baobabs (árboles de grandes dimensiones, que pueden llegar a los 10 metros de ancho y su tronco a llegado a ser refugio para los nómadas) y por las manadas de elefantes que viven en él. En sus 2.600 km2 de extensión podremos observar leones, leopardos o las casi 500 especies de aves distintas del área.

La segunda parada de nuestro viaje nos lleva a conocer el área de Conservación del Ngorongoro, donde se encuentra el cráter más famoso del mundo, con una caldera que supera los 600 metros de profundidad. Esta región de nombre impronunciable alberga en su interior la Garganta de Olduvai, cuna de la humanidad. Durante la visita no será difícil cruzarnos en el camino con ñus, búfalos, leones y con la presencia de Masais mientras pastoran en este paraje declarado Patrimonio de la Humanidad en 1978.

El siguiente parque que encontraremos es el del Serengeti, el más antiguo de Tanzania y el más grande. En él podremos conocer más de un millón de herbívoros, cebras, gacelas, ñus recorren las llanuras de este parque, junto con leones, guepardos, jirafas y con la compañía de más de 100 especies de escarabajos, lagartos, culebras… toda una infinita variedad para nuestros ojos.  

El Lago Victoria será la próxima parada, el segundo lago más grande del mundo, con una extensión de 69.484 km2, y donde muere el Nilo. El Lago Victoria fue descubierto por el explorador británico John Hanning Speke que le puso el nombre en honor a la reina Victoria en 1958. Una vez nos alejemos del lago iremos encontrando pueblos dedicados al cultivo del algodón, del arroz…

Una vez entremos en Rwanda, en pleno corazón africano, conoceremos los pueblecitos del lugar y a sus habitantes. Esta zona del continente nos ofrece la posibilidad de contemplar bosques de eucaliptos, cipreses y cultivos. En medio de un clima de paz podremos conocer los cultivos de los nativos de café, tabaco, patatas… En la siguiente parada de nuestro viaje nos espera una sorpresa, en la zona de Kinigi es posible realizar un trekking por el Parque Nacional de los Volcanes, con la compañía incomparable de los últimos gorilas de montaña. Después del contacto y de conocer el Lago Buyonyi la ruta continua hacia Uganda.

El Parque Nacional Queen Elizabeth nos ofrece la posibilidad de navegar en el canal de Kazinga, donde se encuentra la concentración más grande de hipopótamos. Este parque cuenta con unas montañas que se elevan más allá de las nubes, y hacen de este destino uno de los más pintorescos y hermosos de África.

Hasta aquí llega nuestra propuesta que creemos que se convertirá en una experiencia inolvidable, pero para que estés bien preparada recuerda que es necesario la vacuna contra la fiebre amarilla, seguir un tratamiento antipalúdico, y no está de más la vacuna del tétanos.
Zapatos cómodos, ropa tanto de verano como de invierno, gorra, gafas de sol, linterna, botiquín básico, repelente para mosquitos, y protector solar son indispensables en tu maleta, pero siempre sin excesos.

Si te interesa la aventura podrás encontrar más información sobre el viaje en www.rutas10.com

Autor: Xenia Castella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *