El 40% de mujeres que recurren a mamoplastia acaban de ser madres

El 40% de las pacientes que acuden a hacerse una mamoplastia de aumento son mujeres de entre 30 y 35 años, preocupadas por su imagen y que acaban de estrenar maternidad. El embarazo y la lactancia han dejado huella y piden soluciones a la ciencia.

Esta es una de las consecuencias a las que se ha llegado en un curso instructivo de cirujanos profesionales en la Clínica Teknon de Barcelona este mes de febrero. En el curso también se precisó sobre el segundo perfil de pacientes: mujeres de entre 18 y 25 años, con el pecho ya desarrollado, con deformidades o asimetrías.

El cirujano José Maria Palacin forma parte de uno de los 7 equipos de cirugía plástica del Centro  Médico Teknon que celebraron el curso instructivo. Él nos explica a grandes rasgos qué supone en una mujer una operación de pecho. Cuéntenos para empezar cómo se prepara una paciente para una intervención de aumento de pecho
El paso previo necesario para esta y para cualquier intervención quirúrgica es una primera visita para valorar el tipo de caso, y en el caso de la paciente valorar el tipo de médico que tiene delante. Hay que hablar de las ventajas y los inconvenientes de la operación.

¿Cuáles son los inconvenientes?
Múltiples. No es que tengan que pasar cosas malas pero pueden ocurrir. Algunos son el rechazo de la prótesis, dolores selectivos, que la cicatriz no sea de buena calidad o que queden asimetrías. Aunque esto no quiere decir que pase siempre.

¿En qué medida ocurre?
Mínimamente

¿Cuanto tiempo dura la intervención?
Depende, no tiene nada que ver una chica que tenga un pecho pequeño y bonito que simplemente hay que ponerle las prótesis, que esto esta hecho en una hora, que una chica que tenga las mamas diferentes y se precise de dos intervenciones distintas, en este caso podríamos tardar cuatro horas aproximadamente.

¿Todas las mujeres pueden someterse a una operación de aumento/reducción de pecho?
Una vez valorado el caso y habiendo ofrecido la información sí. Aunque hay pacientes que vienen pidiendo un aumento de mama y yo les desaconsejo que lo hagan porque sus expectativas no son realistas, es decir, desean cosas que yo no les puedo conseguir o tienen peticiones que creo que no serán beneficiosas para ellas. Tampoco opero a personas que tienen una deformidad que yo no me veo capaz de corregir de forma óptima. En todo caso, una vez explicados los pros y los contras y habiendo informado hay que efectuar un segundo paso. La mujer tiene que hacerse unas pruebas: del pulmón, del corazón y análisis de sangre… para poder entrar a quirófano.

¿Qué anestesia se utiliza en estas intervenciones?
La anestesia general en la operación de mamas es imprescindible. A veces la gente que se dedica a esto pero no es totalmente honesta dice lo que la gente quiere oír, porque tienen miedo a la anestesia. Les dicen que operan con anestesia local, pero no les explican que una cierta cantidad de anestesia local puede ser muy peligrosa. El pecho es una zona muy amplia y para dormirla hace falta una cantidad de anestesia local muy grande.

¿Qué producto es el que se injerta actualmente y cuál el que se usaba antes?
Ahora usamos prótesis de silicona de Gel cohesivo, no pueden romperse ni degradarse. Antes también eran de silicona pero eran líquidas y existía la posibilidad de que se saliera.

Una vez realizada la operación ¿cuáles son los cuidados y el tiempo de recuperación de las pacientes?
A los tres días de la operación vienen a la consulta para cambiar el vendaje y unos días más tarde vienen para dar unos masajes y enseñarles a mover el pecho adecuadamente y a cuidarse las cicatrices. Nosotros acostumbramos a ver a las pacientes a los tres días, a la semana, a los quince días, al mes y a los tres meses.

¿Se puede elegir el aspecto final de los pechos o sólo es posible elegir la talla?
La talla no se puede elegir. En un error que se comenta. La talla no se conoce hasta que acaba el proceso, la paciente se compra el sujetador y ve la talla que tiene. La primera visita sirve para decidir si quiere el pecho más o menos levantado, más o menos salido, más o menos redondo… todo esto se puede hablar e intentar llevar a cabo.

¿A qué se debe que las mujeres se conformen ahora con la 90-95? ¿O  quizá lo raro era  que años atrás hubo un boom y las tallas grandes estaban de “moda”?
Mi sensación es que las mujeres son listas. Han tenido ocasión de comprobar que una talla muy grande hace evidente la operación y además saben que todo lo que pesa cae.

¿Te han pedido tallas muy exageradas?
Normalmente sólo piden estar bien, que no se note que están operadas, algo dentro de la normalidad. Tengo claro que si me piden pechos muy exagerados les digo que no y punto. A una chica que mida 1,60 y me pida una talla 100 le digo que no, porque sé que dentro de dos meses estará horrorizada. Es un tema de proporciones y de estética.

Un 40% de las  mujeres que se operan ya han dado de mamar a su bebé. Pero a las que pretendan operarse y aún no sean madres, ¿les afecta la silicona en el proceso natural de la lactancia?
No, esto esta muy estudiado. No hay ningún problema. De hecho hay miles de bebés en el mundo que han mamado de pechos de silicona sin ningún problema.

Muchas mujeres se hicieron eco años atrás de lo que le ocurrió a Ana García Obregón en un avión. ¿Qué relación existe entre la silicona y las alturas?
Ninguna, es más creo que esta noticia es falsa. Yo he operado a muchas azafatas y están todas perfectas.

¿Qué inversión se requiere para una intervención de este tipo?
Depende mucho, es como un vestido a medida. La cantidad puede oscilar entre medio millón y un millón de pesetas.

En países del Sur de América escuchamos como niñas de 14 y 15 piden a sus padres, por su cumpleaños, una operación de pechos. ¿Aquí en España ocurre? ¿Qué piensa de que chicas tan jóvenes quieran cambiar su físico tan pronto?
Aquí no. No se debe operar a nadie que no haya acabado de desarrollarse. Una mujer hasta los 20 años se está desarrollando. Otra cosa sería cuando el motivo es muy realista. Hay chicas que tienen malformaciones, concretamente un 30% de las mujeres. Están muy acomplejadas porque tienen formas extrañas o los pechos asimétricos. Las chicas adolescentes se pueden ver muy afectadas y es importante visitarlas y decirles lo que se podrán hacer cuando acaben de desarrollarse. Ellas saben que su problema tiene solución y esto les ayuda.

En general, la cirugía plástica es un remedio para solucionar las imperfecciones del cuerpo humano, algunas veces con más necesidad que otras. En todo caso, parece que la mamoplastia es de las intervenciones más solicitadas. Son el 21% de las 2.000 operaciones de cirugía plástica anuales que se llevan a cabo en el Centro Medico Teknon. A continuación le siguen la liposucción (18%), la blefaropastia o operación de los párpados (12%), el lifting (8%)  y la rinoplastia (7%).

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *