Diego El Cigala le canta a Picasso

Diego El Cigala publica su nuevo álbum "Picasso en mis ojos", dedicado al pintor malagueño y con Paco de Lucía, Tomatito, Raimundo Amador, Josemi Carmona y Jerry González entre los invitados.

“Y tú me estás enamorando y chanelando, con esa manera de pintar por tangos”. Diego El Cigala no traiciona el espíritu picassiano. Desde que el álbum se abre con su primer single Chanelando, unos tangos con las guitarras de Diego Morao y Manuel Parrilla, huele a flamenco. La guitarra de Paco de Lucía se encuentra a solas con la voz de Diego en Por los ríos, bulerías de Juan Antonio Salazar uno de los compositores de Camarón; Malagueño mezcla alegrías y mirabrás con letra de Javier Ruibal; Luna de plata retoma la bulería con Tomatito a la guitarra y el ex Ketama Josemi Carmona lo releva en La paloma, donde la célebre letra de Rafael Alberti se viste de fandango.

Y continúa Guernika por tangos; Amparo, también con letra de Alberti, por bulerías; Apenao por rumba latina con la guitarra de Raimundo Amador y la trompeta de Jerry González como regalos; Javier Krahe pone letra a Romance y el gaditano Carlos Chaouen a Acuarela, la preciosa soleá que cierra el álbum.

"Picasso en mis ojos" es un disco de flamenco donde se encuentran el cantaor y el pintor. Picasso está en las letras del disco, de un álbum sencillo que se enriquece con la aparición de tantos músicos y autores importantes.

Diego Ramón Jiménez Salazar, El Cigala, nació en Madrid en diciembre de 1968. Sobrino de Rafael Farina, cantaba por los bares del Rastro cuando a los 12 años ganó un concurso de televisión y el primer premio del certamen Flamenco Joven de Getafe. Dice la leyenda que fue en 1988 cuando Camarón le bautizó artísticamente con el nombre de Dieguito y fue quizá esa relación la que hizo escuchar al aficionado un cierto parecido en el metal de sus voces, en su eco y en la gitanería de su cante.

En 1991 se le escucha en la Misa flamenca de Paco Peña y en 1998 publica "Undebel", su primer álbum en solitario con David Amaya, Tomatito y Paquete entre los guitarristas. En el 2000, aparece en escena Javier Limón para producir "Entre vareta y canasta", un disco que se publicó arropado por Gran Wyoming, Santiago Segura, Pablo Carbonell y Javier Krahe, entre otros, y con las guitarras de Niño Josele y Vicente Amigo. El videoclip del álbum estaba realizado por Fernando Trueba. Un año más tarde aparece "Corren tiempos de alegría", que fue candidato al Mejor Disco de Flamenco en los Grammy Latinos.

Corría el año 2002 y Bebo Valdés y Diego El Cigala estaban engendrando "Lágrimas negras", que nacería la primavera de 2003, y ganaría un Premio Grammy, tres Premios de la Música, un Premio Ondas, cinco Premios Amigo, tres Discos de Platino en España y uno en Argentina, México y Venezuela.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *