Diamantes para la eternidad

Una compañía multinacional, creada en Estados Unidos, ofrece la posibilidad de obtener diamantes a partir de las cenizas de los seres queridos difuntos. Una manera, sin duda diferente, de recordar a los antepasados.

Lifegem fue creada en 2001 en los Estados Unidos, pero actualmente también ofrece sus servicios en Europa y Japón a través de varias filiales. Lo que ofrece esta empresa es un diamante creado a partir del carbono extraído de las cenizas de un difunto. También se ofrece la posibilidad de obtener una gema a partir de las cenizas de una mascota.

Tras aislar una pequeña cantidad de cenizas y extraerles el carbono, este se coloca en una  prensa que, imitando de un modo acelerado el proceso natural mediante el cual se crean los diamantes en la naturaleza, se obtiene un diamante en bruto. Tras esto, la gema se talla y se pule a petición del cliente y se identifica mediante un dígito. Asimismo, se puede solicitar la inscripción, mediante láser, de un breve texto. El resultado final, tras unas 26 semanas, es un diamante de color amarillo o azul, con la misma apariencia y brillo que uno natural.

Se pueden obtener varios ejemplares a partir de unas mismas cenizas y si se pierde el diamante, se  puede volver a fabricar otro ya que la empresa guarda cierta cantidad de carbono por si se da esta situación. De igual manera, se puede solicitar la creación de diamantes a partir de cenizas de difuntos muertos hace tiempo. Y también una persona puede asegurarse en vida, haciendo saber su deseo a sus familiares o incluyendo la petición en su testamento, ser convertida en diamante tras su muerte.

El precio de este servicio varía según el peso y los quilates del diamante que se desea obtener. También dependerá de si se quiere incluir una inscripción o de si se quiere ensartar la piedra en una joya (por ejemplo, un anillo o un colgante). El precio suele rondar los 2.799 euros, que incluye un certificado y el transporte del diamante.

Más información en www.lifegem.nl

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *