Determinados videojuegos promueven la violencia contra la mujer

Algunos videojuegos, que quizá compraremos a algún hijo o hermano para Reyes, fomentan roles y estereotipos discriminatorios hacia las mujeres, las trasladan a papeles secundarios o las condenan a la absoluta invisibilidad, las muestran como personajes pasivos y víctimas del argumento y las convierten en objeto de agresiones, torturas y violaciones a merced del jugador. Ésta es la principal conclusión del informe “Con la Violencia hacia las Mujeres no se juega”, que la Sección española de Amnistía Internacional presentó en diciembre en Madrid y Barcelona.

Es importante saber que muchos de los videojuegos que promueven esta violencia están al alcance de menores. “En nuestro trabajo de investigación sobre los videojuegos hemos descubierto agresiones a mujeres, asesinatos, violaciones, esclavitud, tortura, prostitución forzada, abuso de menores, tratamiento de mujeres como objetos y otras violaciones de derechos humanos como la normalización de ataques a la población civil, el desprecio al derecho a la vida e integridad de las personas y la incitación a la violación de los derechos humanos en conflictos armados… y lo que es peor, los menores de edad pueden acceder a la mayoría de estos juegos sin control alguno, de forma gratuita y por Internet”, continúa Esteban Beltrán.

Algunos de los videojuegos analizados
Estas atrocidades, entre ellas la violencia hacia la mujer, las podemos encontrar en los videojuegos que estaban estas Navidades en los escaparates. Por ejemplo el nuevo videojuego Grand Theft Auto: San Andreas. En él las mujeres en ejercicio de la prostitución son objeto de agresión y asesinato por parte de quien protagoniza el juego. El jugador, después de hacerse con los servicios de una mujer que se prostituye y gastar con ella su dinero, lo recupera agrediéndola hasta la muerte. Benki Kuosuko es otro caso que sigue la misma línea. En él aparece una mujer japonesa, amordazada y maniatada que se encuentra sentada con las piernas abiertas sobre un retrete y prácticamente desnuda. El jugador, alentado por la frase “Tienes que hacer gozar a esta japonesa”, puede introducir jeringuillas, huevos, un tarro con leche o pastillas por la vagina y el ano de la mujer. Otro juego con escenas de terrible agresividad es Sociolotron, un juego de rol multijugador que incluye en su argumento violaciones contra mujeres y esclavitud sexual con consecuencias como la transmisión de enfermedades sexuales y embarazos forzados. En Neverland el jugador desempeña el papel de Michael Jackson armado con una escopeta de redes con la intención de cazar a los menores que corren por su finca.

Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España, asegura que las principales publicaciones especializadas en videojuegos, disponibles para todos los públicos, mantienen el fomento de los roles y estereotipos discriminatorios contra las mujeres y la normalización de los abusos de los derechos humanos a través del lenguaje y de las imágenes.

Incumplimiento de la ley
No hay ningún filtro que impida que estos videojuegos que promueven la violencia no lleguen al público. “El Estado español está incumpliendo la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, según sus siglas en inglés), que le obliga a tomar las medidas necesarias para suprimir la discriminación hacia las mujeres en todas sus formas. Y está incumpliendo la Convención sobre los Derechos del Niño que define una educación en valores de paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad. Los videojuegos analizados refuerzan estereotipos discriminatorios y fomentan la violencia contra las mujeres, cuya raíz es la discriminación”, asegura Esteban Beltrán.

 “Con la Violencia hacia las Mujeres no se juega” es el cuarto informe sobre el fomento de los derechos humanos en el mercado de los videojuegos; en esta oportunidad enmarcado en la campaña “No más violencia contra las mujeres”, que Amnistía Internacional lanzó mundialmente en marzo pasado.

¿Crees que los videojuegos promueven la violencia contra las mujeres en la vida real?

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *