‘De viaje con Quino’: Mafalda sigue preguntando después de 41 años

Aprovechando que éste es el ‘Año del Libro y la Lectura’, la Biblioteca Fort Pienc de Barcelona acoge la exposición “De viaje con Quino” en la cual se recoge una pequeña muestra de su trayectoria como artista. Comenzando por sus viñetas humorísticas que tratan temas dispares y peculiares, como por ejemplo la diferencia entre los pobres y los ricos, curiosidades de cómo la historia ha hecho historia y el desgaste del matrimonio con los años, entre otros.

No podía faltar en esta exposición su querida Mafalda, su familia y sus amigos. Entre ellos Miguelito, el egoísta, egocéntrico, amante del jazz y de los discursos inútiles; Susanita, una niña con ilusiones de casarse, tener hijos y tener a Felipe, que además odia a los pobres y a Manolito; él, con el mismo odio hacia Susanita, es apasionado de todo aquello que signifique dinero; Libertad, la revolucionaria e idealista y Felipe, el enemigo de la escuela y de los madrugones y devorador de tebeos.

Ésta es la tropa que ha llenado miles y miles de hojas de tebeos y que han leído miles y miles de niños y no tan niños. Las aventuras de Mafalda  no eran ni son nada indiferentes, igual que ella tampoco era una niña cualquiera. Contaba 6 años en 1964. Siempre ha odiado la sopa, las armas, la guerra y a James Bond. Por el contrario, le apasionan los Beatles y es partidaria de la democracia y de los derechos de los niños. Por ejemplo el derecho a no comer sopa. Este alimento es su pesadilla y ella misma se pregunta quien es el culpable de que exista: “¿Será culpa de quien inventó la cuchara o del que plantó calabacines?”.

Cómo su amigo Felipe, tampoco cree en la eficacia de la escuela. Odia los deberes y de ellos comenta: “Existen, pero si no existieran, ni falta que harían. No al menos para los niños que conocemos nosotros, los de este planeta, para entendernos”. Para Mafalda, algo imprescindible y necesario en este mundo son los Beatles: “No hay una edad para amarlos”. Como tampoco hay un límite para dejar de jugar, dejar de preguntar o de buscar la paz en un mundo que ella considera “una sopa”.

Mafalda tiene su propia filosofía de vida y su visión particular de su mundo. Pero Quino te propone, después de viajar con él, tu propia “receta mágica para salvar el mundo”. La exposición, que abrió las puertas el 12 de Abril, permanecerá abierta, con entrada libre, hasta el 30 de este mismo mes, para que puedas ir “De viaje con Quino”.

Los inicios de Quino
De padres andaluces y nacido en 1932 en Mendoza (Argentina), Joaquín Salvador Lavado Tejón, “Quino”, comenzaba su viaje más importante, el viaje de la vida. Nadie le podía haber dicho en aquel momento que sus ideas y su humor marcarían el viaje de millones de personas en el mundo.

En 1963 se consolidó como dibujante humorista cuando publicó su primer libro “Mundo Quino” y en 1964 nos presentó a su gran creación: Mafalda. Una niña entrañable, con curiosidades, preocupaciones y dudas, una niña inconfundible que poca gente dice no conocer.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *