¡Cuidado con la sal!

A todas nos gusta que nuestros platos sean sabrosos y muchas somos las que antes de probarlo ya estamos vertiendo un poquito de sal para aumentar el sabor, pero hay que advertir que el consumo de sal tiene que estar controlado porque puede ser el factor provocante de grandes problemas para nuestra salud.

Los expertos afirman que en Europa el consumo medio de sodio es de 3 a 5 gramos, muy por encima de los 1,5 gramos necesarios para el organismo. El sodio es un nutriente esencial que podemos encontrar en casi todos los alimentos para la fuente principal y la más habitual en la mayoría de ocasiones es la sal. El cloruro sódico, como se conoce científicamente, es el peor formato en el que podemos ingerir el sodio, porque es el que provoca peores efectos sobre nuestra salud.

 Los estudiosos han llegado a la conclusión de que el consumo diario de sal se debe recudir para frenar las posibles enfermedades que  se relacionan con él directamente, como el aumento de la presión arterial que es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y renal. Pero lo que no han conseguido los científicos es establecer una dosis segura de sal que no sea perjudicial para la salud, el máximo tolerable por nuestro organismo.

En España, según un estudio realizado por el grupo Cooperativo de Investigaciones Intersalt, en el que han analizado muestras de orinas de más de diez mil personas, el consumo de gramos de sal por persona y día es de 9 a 11 gramos.

Estos datos deberían ayudarnos a tener conciencia de que hay que disminuir considerablemente el consumo de sal en nuestra dieta y ser conscientes de lo perjudicial que puede llegar a ser para nuestra salud.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *