Cuando las ojeras nos delatan…

El trabajo, la familia,… durante el día son muchas las tareas que llevas a cabo, quedando realmente agotada al finalizar la jornada.

Este vertiginoso ritmo hace que cada mañana el cansancio y el estrés acumulado se refleje en esas antiestéticas ojeras situadas bajo tus ojos. Para que tu mirada no quede ensombrecida y apagada, cuentas con eficaces soluciones. ¡Apúntatelas!

Despierta tu mirada. Cuando las ojeras te delatan, el maquillaje es un aliado perfecto para combatir el mal efecto que crean en tu rostro. Si quieres acabar definitivamente con ellas, nada más sencillo que:

  • Camuflarlas. Para ocultarlas y hacerlas desaparecer, aplícate un corrector con la yema de los dedos y, sobre él, la base de maquillaje. Has de hacerlo con mucha suavidad para no eliminar el corrector. Un vez hecho esto, date una pequeña capa de polvos sueltos para evitar las sombras. De esta forma conseguirás homogeneizar y dar un efecto de conjunto a tu rostro.
  • Levantar la mirada. El objetivo es atraer la mirada hacia la parte que se encuentra sobre tus ojos. Para conseguirlo, has de centrar la atención en los párpados superiores, aplicándote maquillaje de color en esa zona y evitando utilizar tonos morados, pues son demasiado parecidos a los que queremos disimular. No utilices tampoco delineador negro, es un tono muy oscuro que ensombrece y anula la vitalidad que intentas dar a tu rostro. Otra forma muy sencilla de despertar una mirada es peinando las cejas hacia arriba y fijándolas con un poquito de laca.
  • Aclararlas. Si tienes unas ojeras muy azuladas, es mejor que utilices un corrector claro, de la gama beis. Si notas que el maquillaje se va resecando a lo largo del día, solo tienes que humedecerlo con un poco de agua para que recupere sus propiedades.
  • Disimular las bolsas. Cuando las ojeras se hinchan y aparecen bolsas bajo tus ojos, no te preocupes, también puedes disimularlas sin ningún problema. Aplícate maquillaje oscuro sobre ellas y rodéalas con un tono más claro. Para que no se note esta diferencia de color, unifica la tonalidad utilizando una fina capa de polvos. Es importante que hagas todo lo posible para prevenir estas bolsas. Procura beber mucha agua y dormir con almohadas bien altas.
  • Evitar el exceso de sombra. Lo que estamos intentando evitar es justamente el antiestético efecto de las ojeras. Pero si para ello aplicamos una gran cantidad de sombra, conseguiremos todo contrario, acentuarlas. Si te has puesto un exceso de sombra de ojos, pon una pequeña cantidad de base de maquillaje en un bastoncillo de algodón y elimina con él la cantidad sobrante. Son fórmulas muy sencillas y eficaces para romper con esa expresión de tristeza y agotamiento que producen las ojeras en todas nosotras. Pero no olvides que la mejor solución es evitar su aparición. Una buena alimentación, hidratación y, sobre todo, buenas dosis de descanso son la terapia perfecta para lucir una mirada llena de vida.
  • Autor: Redaccion

    Comparte esta noticia en

    Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *