Consigue una manicura perfecta

Nuestras manos necesitan muchos mimos, ya que son la parte del cuerpo que está sometida a más “agresiones”. Por eso, para mantenerlas en buen estado es aconsejable realizar la manicura una vez por semana.

Max Factor, a través de las recomendaciones de su maquillador internacional Graham Johnston, pone al alcance de todo el mundo la posibilidad de lucir unas uñas de cine día tras día. Aquí vienen sus consejos para cuidarte las uñas y mantenerlas preciosas este verano:

1) Antes de empezar, y una vez preparados todos los utensilios, debemos eliminar los restos de pintauñas con un quitaesmaltes. Después se procede a cortar las uñas según preferencias: cuadradas, redondas o en punta.

2) A continuación, se liman las uñas con una lima de cartón esmerilado, mucho más suave que las metálicas. La lima debe estar ligeramente inclinada hacia arriba y limar de la parte exterior a la parte central de la uña. Es importante no friccionar las uñas en ambas direcciones ya que las uñas se podrían romper en capas.

3) Una vez limadas las uñas se introducen las manos durante 10 minutos en un cuenco lleno de agua tibia y unas gotas de jabón. Pasado este tiempo se secan cuidadosamente con una toalla y seguidamente se aplica por todo el contorno de la uña un reblandecedor de cutículas. Se dejan pasar unos dos minutos y con un palito de naranjo se empujan las cutículas hacia atrás. Ahora con un alicate cortacutículas se corta la cutícula y la piel levantada de alrededor.

4) Seguidamente, se aplica sobre las manos la crema hidratante realizando un pequeño masaje poniendo especial atención en el contorno de las uñas. Por último, se procede a pintar las uñas. Aplica el esmalte siempre con trazos uniformes y aproximando el pincel lo más posible a las orillas y no dejando espacios vacíos.

5) Para una mayor duración, puedes proteger el color aplicando una capa de esmalte transparente sobre el esmalte de color.

Manicura Francesa
Graham Johnston propone la Manicura Francesa: es elegante, tiene estilo y además es ideal para corregir las desigualdades de las uñas. ¿Cómo conseguirla?

1) El primer paso es arreglar las uñas siguiendo las instrucciones dadas anteriormente pero sin cortarlas demasiado, deben tener una longitud muy contenida para que resalten los dos tonos que aplicaremos. Utilizar primero una base y, a continuación, aplica el esmalte blanco en el borde de la uña. Para facilitar esta operación se puede colocar una pegatina sobre el resto de la uña para evitar que se manche, pudiéndose usar un corrector para borrar las imperfecciones si se produjesen.

2) Seguidamente se aplica un esmalte natural, como por ejemplo en tono rosa, porcelana, beige o malva y esperar unos minutos a que se seque.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *