Consejos para que la comida familiar sea un éxito

La Navidad normalmente consigue juntar a toda la familia, incluso a esos parientes más alejados que sólo veis una vez. En este sentido, a Nosotras.com estas reuniones familiares nos parecen una arma de doble filo que pueden llegar a arruinarse fácilmente. 

Es cierto que las comidas de Navidad son increíbles. En ellas se ríe, se llora, surgen temas que jamás pensaste que aparecerían… Tanto es así, que hay muchas películas que parodian estas comidas y cenas navideñas donde, de repente, se junta toda la familia y surgen situaciones bastante embarazosas que pueden llegar a arruinar el encuentro. La película The Family Stone es una de estas películas en las que se ve como la matriarca de la familia Stone, una extrovertida mujer que sólo quiere lo mejor para sus cinco hijos, no le gusta para nada la nueva novia de uno de sus hijos y, justamente, éste ha decidido presentarla en la cena de Navidad.

Nosotras.com queremos compartir algunos consejos básicos para evitar situaciones incómodas de este tipo y así conseguir que vuestra comida familiar sea todo un éxito. En este sentido, os aconsejamos evitar los siguientes temas:

  • Las ausencias: hay ciertos temas que pueden entristecer mucho a ciertos familiares. En todas las familias, tarde o temprano, hay un pariente que no está en la cena por fallecimiento o por peleas con otros familiares. Nosotras.com recomendamos evitar temas sensibles de este tipo.
  • La política: en la comida de Navidad tiene que abundar la armonía y las buenas sensaciones. Es un momento de reencuentro entre familiares que hace tiempo que quizás nos veis por lo que es ideal para ponernos al día sobre sus vidas. La política y temas controvertidos pueden dejarse para otro tipo de comidas porque, además, es fácil empezar un debate interminable que acabe aborreciendo a todo el mundo.
  • Los cuestionarios: es muy pesado contestar a la misma pregunta quince veces en una comida. Cuando rondamos los 18 la pregunta es: ¿y qué querrás estudiar?; cuando llegamos a los 20, ¿y para cuándo terminas la universidad?; a los 25, ¿ya tienes pareja?; a los 30, ¿y para cuándo el bebé?; y así contínuamente. Intentad evitar las preguntas tópicas que tanto de quicio nos han sacado en algún momento de nuestra vida.
  • El dinero: en todas las familias hay o ha habido en algún momento alguna discusión sobre dinero por lo que Nosotras.com recomendamos no tocar el tema.

A veces, en las comidas de Navidad, la armonía pende de un hilo pero seguro que si evitáis estos temas, vuestra comida familiar será todo un éxito.

Imágenes: Película The Family Stone

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *