Cómo y cuándo ir a la sauna después del entrenamiento

Entrar en la sauna después del entrenamiento puede ser una buena manera de relajarse y recuperarse rápido. Las altas temperaturas relajan el cuerpo, alivian el dolor muscular y articular. Es un error ir a sauna inmediatamente después del entrenamiento. Para beneficiarse de la sauna, tienes que saber cuándo utilizarla para no cargar el cuerpo.

  • ¿Es bueno usarla después del entrenamiento? En muchos gimnasios hay saunas, lo que puede sugerir que usarlas inmediatamente después del entrenamiento es bueno. Pero esto es un gran error. ¿Por qué? En las saunas hay una temperatura y humedad muy altas.

En tales condiciones el cuerpo suda, pierde agua y electrolitos, el corazón trabaja a una velocidad de hasta 140-160 latidos por minuto y la respiración se acelera. Todo esto hace que el cuerpo se canse. En resumen: la entrada a la sauna después de un ejercicio agotador, sobre todo aeróbico, nos debilita en vez de darnos descanso. Después del ejercicio el corazón necesita calmarse y recuperar la temperatura normal del cuerpo. Exponerse en la sauna puede ser peligroso porque puede provocar un sobrecalentamiento del cuerpo, la pérdida del conocimiento e incluso un ataque de corazón.

klafs-sauna-during-the-1970-s-archive-620x413
¿Qué debemos hacer entonces después del entrenamiento? Lo más recomendable es que hagamos el ejercicio de enfriamiento y compensemos la pérdida de líquidos. De esta manera calmamos el cuerpo.

  • Entonces, ¿es buena la sauna después del entrenamiento de fuerza? El entrenamiento de fuerza no es tan agotador como el aeróbico, pero provoca mayor tensión muscular. Por lo tanto, puede parecer que la sauna sería una buena manera de relajar el cuerpo, pero no es cierto. Ir a la sauna justo después de un esfuerzo arruina los efectos del entrenamiento. También hay que recordar que el entrenamiento de fuerza, aunque es menos agotador, puede causar un aumento de la temperatura corporal y la pérdida de agua, por lo que el uso de la sauna tampoco es recomendable.sauna-frau-florena
  • Entonces, ¿cuándo usar la sauna y cuáles son sus beneficios? Las contraindicaciones antes mencionadas se aplican solo al tiempo de varios minutos a varias horas después del entrenamiento. El tiempo necesario para que tu cuerpo pueda recuperarse del esfuerzo. Después de este tiempo la sauna es completamente segura.

Algunos de los beneficios de la sauna son:

  • Mejora la circulación.
  • Alivia el dolor muscular.
  • Promueve la recuperación después de las lesiones.
  • Aumenta el volumen de sangre y este hecho tiene un impacto positivo en el rendimiento.
  • Limpia el cuerpo de toxinas.
  • Relaja.

La sauna nos trae muchos beneficios siempre que sepamos usarla con cabeza. Es importante saber cómo reacciona tu cuerpo y escucharlo. Él sabe bien lo que es bueno para tu salud.

Imágenes: vital.de

 

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. exelente informacion gracias

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *