Cómo sorprender en el Día del Padre

Se acerca el Día del Padre y, seguro que un mar de dudas recorre tu mente en la búsqueda del regalo perfecto y especial para tu querido papá. Llega el momento de tener un detalle con él y demostrarle que te has acordado de su día. Pero, te vas haciendo mayor y año tras año quieres ser original pero ¡Se te acaban las ideas!

No te agobies, no hace falta que gastes una gran cantidad de dinero en el regalo, con algo sencillo pero emotivo es más que suficiente. Lo que verdaderamente importa es el valor sentimental de las cosas, no su coste monetario. El regalo perfecto es ese que muestra dedicación, ingenio y mucho, mucho cariño. Este tipo de regalos no fallan bajo ninguna circunstancia.

 

 

No dejes estas fechas en el olvido por falta de tiempo. Queremos proponerte una serie de ideas y regalos materiales e inmateriales para regalarle a tu padre en un día tan especial:

  • Un álbum de fotos personalizado con vuestros mejores momentos: una gran oleada de recuerdos invadirán vuestras mentes haciendo que rebobinéis y recordéis todo lo bueno y bonito que habéis vivido. ¡Qué seguro que es mucho! Este regalo es uno de nuestros preferidos, ya que si por circunstancias de la vida te vas lejos, él siempre podrá llevarte con él. Además, si no eres de exteriorizar mucho tus sentimientos, un álbum de fotos es la opción perfecta para decirle que le quieres sin la necesidad de palabras. ¡Qué entrañable!
  • Ese libro que siempre dice que quiere leer: eres una de las personas que más le conoce, seguro que más de una vez te ha dicho que le gustaría leer un libro en concreto. Ahora es el momento de sorprenderle y regalárselo. Y de paso, puedes comprar uno para ti e intercambiarlos cuando los terminéis. 
  • Un buen vino: a la mayoría de los hombres les encanta el vino, sobre todo el tinto. Escoger alguno que no conozca y conseguir que pruebe nuevos sabores es una gran idea. A lo mejor consigues que descubra una nueva marca que le encanta y llega a ser su favorita. Imagínate, los dos con una copa de vino en mano compartiendo confidencias. Estos son la clase de momentos que recordaremos siempre.
  • Un fuerte abrazo: no hay nada más bonito en el mundo que los abrazos. Bueno, puede que los besos, pero los abrazos padre-hijo son realmente tiernos. Y más durante el Día del Padre. Él no está esperando el regalo más sofisticado de la historia, seguramente sólo quiera tenerte cerca en su día.

 

 

  • Un “te quiero”: “te quiero”, así, sin más y sin avisar. Seguro que no se lo espera y consigues llegarle al corazón. Siempre es un buen momento para expresar nuestros sentimientos.
  • Un “gracias”: en la vida hay que ser agradecido, y seguro que tu padre ha hecho muchas cosas por ti y no se las has agradecido la mayoría de veces. Es el momento.
  • Una experiencia única: una escapada padre-hijo puede ser un regalo ideal. Regalar experiencias es de lo mejor que puedes hacer. Escápate con él un fin de semana. Un cofre regalo es una opción común pero muy eficaz.
  • Tiempo: a medidas que vamos creciendo, nos volvemos más independientes y pasamos menos tiempo con nuestros seres queridos. Nuestros padres lo notan. Dedicarles tu bien más preciado -incluso cuando este escasea- es algo que seguro que valorarán mucho. A veces, no hay nada mejor que un plan familiar improvisado.

Al final lo importante, no es el regalo, si no las manos que lo dan. Lo mejor que puedes ofrecerle es lo que te salga del corazón. Además, los regalos que más se valoran en la vida son los detalles. ¡Sorpréndele con uno el próximo lunes!

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *