¿Cómo nos ven en Oriente?

Es una buena pregunta que nunca nos hacemos. Actualmente somos nosotros, los occidentales, los que miramos a Oriente con recelo, con miedo e incluso con rabia u odio. Pero obviamos que nuestro origen es el mismo.

Esto queda demostrado en la exposición “Occidente visto desde Oriente”organizada por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona que permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre. Abdelwahab Meddeb, el comisario de la exposición, es catedrático de literatura en la Universidad de la Sorbonne de París y un reputado ensayista y poeta de origen tunecino.

Para esta ocasión  Meddeb ha llamado a artistas y escritores de Oriente Medio y ha recopilado unas 215 obras antiguas y contemporáneas, miniaturas, manuscritos y mapas que narran la evolución de las relaciones entre Oriente y Occidente a lo largo de la historia. 

Iniciamos el recorrido fijándonos en el origen común de las tres grandes religiones mundiales (cristianismo, islamismo y judaísmo), que nacen de la tradición de Abraham. Por esto podemos encontrar en el Corán imágenes de Abraham, aunque con caracterizaciones distintas a las que encontramos en la Biblia, de María y de Jesús. El Jesucristo cristiano aparece en el Corán como un profeta más.

Un Corán escrito en árabe y traducido al castellano es la muestra de que Oriente y Occidente convivía en armonía siglos atrás. Incluso desde Oriente, sobretodo en los círculos poderosos, se admiraban las obras de arte occidentales. Se han encontrado colecciones privadas de monarcas árabes, introducidas bien por la iglesia o bien por comerciales, con imitaciones y piezas originales de origen occidental. Los artistas orientales llegaron a renunciar a sus impactantes coloridos por adoptar las técnicas europeas del blanco y negro en las pinturas. 

Tras siglos de convivencia, en 1978 la armonía entre culturas comienza a desvanecerse con la invasión napoleónica. Oriente acata cambios políticos e ideológicos. En cambio, mientras Occidente avanza tecnológicamente tras la Revolución Industrial, Oriente queda igual en este sentido. Los monarcas orientales introducen más costumbres occidentales, como la colocación de grandes retratos de los gobernantes que infunden respeto.

En algún momento de la historia se perdió el respeto por la diferencia cultural y religiosa. Actualmente, en Occidente identificamos al Islam como terrorismo. En esta exposición algunos artistas han intentado disuadir este prejuicio a través de sus obras: pinturas, creaciones audiovisuales… Todo es poco para poner cada cosa en su sitio.

“Occidente visto desde Oriente” es una exposición creada por orientales que nos permite ponernos por unas horas en su piel y comprobar a través de qué lupa los miramos.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *