Pasos básicos para un maquillaje natural

El día de fin de año no tiene porque significar que nos maquillemos con colores muy fuertes, ojos, labios y sombras. Podemos optar por un maquillaje natural para conseguir un  look sencillo y hacer destacar el estilismo y los accesorios. Para consguirlo, seguid estos pasos básicos:

 

Preparar la piel: cualquier cuadro necesita un buen lienzo. Como tal, vuestra piel debe estar lista para aplicar maquillaje. Mimad vuestros poros con una limpieza en profundidad y aplicad una crema adecuada para vuestro tipo de piel.

Aplicar la prebase: estas cremas, también conocidas como primer, os van a permitir compensar algunos defectos y dejar vuestra piel lista. Algunas prebases se utilizan para reducir la pigmentación, iluminar, conseguir un acabado mate o brillante y minimizar el aspecto de los poros.

natural_paso 2 primers
Fondo o base de maquillaje: Pese a que algunas personas prefieren aplicar primero el corrector, si seguimos este paso acabaremos llevándonos el producto cuando maquillemos el rostro y cuello. Por ello, primero aplicaremos una base de maquillaje acorde a nuestro tono y tipo de piel, sin olvidarnos del acabado final que queremos conseguir y el tipo de cobertura. Polvos, mousse, barra o fluido son algunos de los formatos. Usar una BB o CC cream es otra de las opciones de este paso.

natural_paso 3 base
Corregir: tanto para ojeras y bolsas, como para rojeces o granitos. Mientras que el contorno del ojo suele disimularse con correctores en tonos rosados y beige, es preferible camuflar las rojeces y granitos con un lápiz verde o anaranjado, dejar secar y aplicar un corrector encima. De este modo el color se compensará y no se verán zonas sub o sobrepigmentadas.

natural_paso 4 correctores
Iluminar y dar forma: aunque este paso es posible saltárselo, dar contorno a nuestra faz nos permitirá compensar una fisionomía alejada del ovalo. Así pues, una barbilla prominente se puede disimular aplicando polvos bronceadores o un corrector más oscuro y difuminándolo, mientras que podemos potenciar el arco de las cejas con un iluminador para dar luz a nuestra mirada. Una parte, en este sentido, es potenciar el rubor con colorete. La aplicación ha de ser siempre de dentro a fuera y un truco consiste en sonreír ya que los pómulos se elevan y se distinguen mejor las zonas a resaltar. Un consejo para marcar los pómulos es aplicar un tono rosado en la zona elevada y un tono tierra en el hueco inferior, eso sí, ¡con moderación!

natural_paso 5 iluminador y contorno
Ojos: siguiendo un orden secuencial, los ojos se maquillan aplicando una prebase que fije el maquillaje, la sombra (de la más clara a la más oscura y acabando con la que ilumina), el eyeliner y la máscara de pestañas. Aún así, si no disponéis de mucho tiempo, eyeliner (líquido o en lápiz kohl) y máscara serán suficientes para potenciar vuestros rasgos.

natural_paso 6 liners
Labios: dependiendo del efecto que queráis conseguir, los labios pueden delinearse o solo completarse con color. Si utilizáis pincel la aplicación será más lenta, pero más precisa. Como ocurre con la piel y los ojos, para conseguir un look labial duradero también existen prebases que unifican el tono y fijan el color.natural_paso 7 pintalabios

Toques finales: utilizad polvos sueltos sobre la frente, nariz y barbilla para fijar el maquillaje y rebajar los poros. Aplicadlos con una brocha grande y evitareis la apariencia de maquillaje acartonado. Si preferís no utilizar polvos, actualmente se están comercializando fijadores de maquillaje en espray que dan un acabado muy duradero.

natural_paso 8 polvos sueltos

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *