Chaquetas de entretiempo, un básico en tu armario

Se acerca el tiempo en que al salir a la calle y mirar alrededor nos encontramos con una escena muy cómica: gente que aún va con abrigo, otros en manga corta, unos con botas, otros con sandalias… ¿qué debo ponerme para no pillar un resfriado y no hacer el ridículo?

La solución está en las chaquetas de entretiempo. Son frescas, cómodas y de quita y pon. Cuando los primeros rayos de sol empiezan a calentar, todos vamos locos por estrenar los nuevos modelitos de temporada, más alegres y fresquitos. Sin embargo, siguiendo esta tendencia nos exponemos a coger un resfriado en menos que canta un gallo, y ya no pega ir con el jersey de cuello alto.

Cuando tienes el armario hecho una leonera y no sabes qué ponerte, opta por una chaqueta de entretiempo. Con tejidos de hilo, algodón, lino e incluso piel. Lisas o a rayas, largas, tipo gabardina o más cortas, tipo torera. Cualquier opción es válida, en forma y color.

Para la noche puedes escoger una americana o cazadora de piel, más elegante y calentita. Pieles lisas con detalles extremados, como un lazo, o combinación de pieles de distinto tipo, de cocodrilo y serpiente. La piel no tiene por qué ser natural, también existe la polipiel, que es sintética pero que puede dar la misma sensación de naturalidad.

Las chaquetas de hilo o algodón tienen un aire más desenfadado para el día. El estilo marinero y militar está en auge, pero la americana se mantiene como un básico en tendencias de moda. Las solapas grandes, los remaches y los cinturones son las notas que dotaran de autenticidad tu estilo. No te lo pienses más y lánzate a buscar la chaqueta más fashion para lucir figura en la nueva temporada.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *