Cejas seductoras

Las cejas pueden cambiar por completo la imagen de un rostro. Llevarlas bien depiladas y debidamente cuidadas es básico para mostrar tu mejor cara. Los ojos irradiarán luz y el maquillaje lucirá muchísimo más con unas cejas perfectamente definidas. Nosotras te desvelamos los trucos de los expertos.

Define tu forma
Cada vez más, lo natural es lo que más se lleva y, por supuesto, lo que más favorece. Por eso no intentes copiar la forma de las cejas de nadie. Intenta perfilar tu propia forma teniendo en cuenta los siguientes consejos.
Es mejor que depiles tus cejas con pinzas y no con cera. El calor y los tirones adelantan la caída de los párpados.
Para conseguir una buena proporción debes tener en cuenta la forma de tus ojos y, en general, la estructura de tu rostro. Antes de depilarlas…
1. Coge un lápiz y coloca un extremo en el costado de tu nariz. Dirígelo hacia el interior de tu ojo. Ahí es donde debe comenzar el vello de la ceja.
2. Para saber el punto más alto donde debe quedar el arco de tu ceja, sitúa un extremo del lápiz en el centro del labio. Debe pasar por el centro del iris y llegar hasta la ceja. Éste será el punto más alto.
3. Dibuja otra línea que vaya desde el centro del labio hasta el final del exterior de tu ojo. Ahí debe acabar el largo de tu ceja.
Si no sigues estas reglas de oro corres peligro de que tu mirada luzca triste o desfavorecedora. Si las cejas nacen muy cerca de la nariz, crean el efecto de estar triste.
Cuando el arco es muy angular hacen que parezcas enojada y si son muy rectas, te roban expresión.
Si están muy separadas hacen que los ojos se aparten y si están demasiado juntas, oscurecerán tu mirada.

Maquilla tus cejas
Con el maquillaje conseguirás una mirada mucho más profunda y elegante. Se trata de conseguir el efecto más natural posible.
Si tus cejas están poco pobladas, rellénalas con un delineador del tono más parecido a tu color natural de cabello.
Si por el contrario son lacias y muy rebeldes, aplica un poco de gel fijador en el cepillo de cejas y péinalas hasta conseguir la forma deseada.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *