Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Bye, Bye tacones: Beneficios al dejar de usarlos

Si bien la mayoría de las mujeres aman los tacones altos, hay veces en que más allá de la moda y las preferencias, pueden traer molestias y consecuencias indeseadas, sobre todo, si se abusa de ellos y si se escogen tacones demasiado elevados.

Aunque permiten lucir piernas más estilizadas y bonitas, muchas veces pueden acarrear dificultades, como perjudicar la circulación sanguínea y favorecer la aparición de varices. Así también, otra de las consecuencias indeseadas más frecuentes suele ser la aparición de dolor de espalda y de cintura.

Si bien no estará mal usarlos en ocasiones, lo mejor será evitar hacerlo a diario y optar por un calzado más plano y saludable para el pie. Te contamos a continuación algunos beneficios que pueden sobrevenir si dejas de usar tanto los tacones altos.

Menos dolor de espalda

El uso frecuente de tacones hace que la pelvis se incline, lo que si bien hace lucir mejor los glúteos, termina siendo nocivo para la espalda, ya que aumenta la presión en la zona baja de la columna vertebral y sus músculos.

backpain

En ciertos casos incluso puede llevar a una condición llamada espondilolistesis, que es el deslizamiento de una vértebra sobre otra, lo que daña los nervios y lleva a dolores intensos.

Sin la necesidad de llegar a tal extremo, una vez dejas de usar tacones, la columna vertebral puede retornar a su posición normal y, de manera rápida, notarás como se alivian los dolores y la tensión. El consejo es dejar los tacones elevados solo para ocasiones especiales, sobre todo si eres propensa a sufrir dolor en la parte baja de la espalda.

Pone fin al tacón de Aquiles

Los talones también se ven perjudicados: la elevación del talón por el tacón, hace que la presión se incremente en esta zona, dando lugar a la condición conocida como talón de Aquiles. Quienes padecen fascitis plantar sufren una inflamación en la banda gruesa que conecta el talón hasta los dedos de los pies, agravando el dolor ya existente.

En estos casos en particular, se recomienda suspender el uso de tacones y reemplazar el calzado por uno más bajo y cómodo. En solo semanas desaparecerán las molestias y el pie retornará a su estado inicial.

Mejorarás tu equilibrio

Por más experiencia que tengas en su uso, el caminar con tacones siempre es más riesgoso y te deja más expuesta a una posible pérdida de equilibrio, a una caída o lesión.

El exceso de fuerza que se produce entre los músculos que rodean el tobillo hace que incremente su inestabilidad y, por ende, se reduce el equilibrio.

tacones1

Un calzado más plano mejorará el estado y funcionamiento de estos músculos, permitiendo un mejor y más seguro desplazamiento. De este modo tendrás mejor estabilidad y menos probabilidad de tener dolor y caídas recurrentes.

Prevención de venas várices

Si bien no es una relación concluyente, muchos expertos coinciden en que el uso frecuente de tacones altos favorece la aparición de venas várices, ya que dificultaría la circulación sanguínea en las extremidades. El uso de este tipo de calzado, especialmente, los de “tacón aguja” aumenta la presión sobre las piernas y dificulta el flujo sanguíneo.

Al no haber una buena circulación, a mediano y largo plazo se eleva significativamente el riesgo de aparición de esas pequeñas arañitas y várices. Al dejar los tacones a un lado, este riesgo se reduce y la sangre vuelve a circular sin mayores inconvenientes.

Imágenes: stylemotivation.com

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *