Avril Lavigne ofrece su único concierto en España para apenas 5.000 personas

Pasaban unos minutos de las nueve de la noche y una multitud de adolescentes esperaba la irrupción de Avril Lavigne en el escenario del Palau Sant Jordi de Barcelona. Era 27 de mayo y la única oportunidad de ver en España a la cantante canadiense en su gira “Bonez Tour 05”.

A pesar de la expectación de los asistentes, cuyo gran grueso estaba formado por chicas de entre13 y 16 años, el recinto sólo albergó a unas 5.000 personas. Cabe decir en su favor que el concierto coincidía en fechas con el festival Primavera Sound, que también se celebraba en la ciudad condal algo que, posiblemente, le restó de público a la cantante de 21 años. Sin embargo, Avril Lavigne apareció en el escenario cargada de fuerza y energía para ofrecer una actuación que para más de uno fue escasa en lo que duración se refiere (poco más de una hora).

Así pues, vestida completamente de negro y luciendo su reciente cabellera rubia, Avril Lavigne dedicó a su público como primer tema “Losing up”, una de las canciones más conocidas de su primer single. La artista tocó con guitarra canciones como “Don’t tell me”, “My happy ending”, pero también demostró al público sus virtudes con la batería y el piano. De este modo, se entregó a sus seguidores con composiciones como “I’m with you”, “Mobile” y “Things I’ll never say”, entre otras. De su último disco, “Ander my skin”, interpretó algunos de los temas con más fuerza como “Take me Hawai” y  “Togheter”. La cita terminó con el tema “Complicated”, que fue coreado y largamente aplaudido por el público.

Esta es la primera ocasión que la artista visita España desde que su actuación en Madrid el año pasado. Tras su paso por diversos países europeos la rockera seguirá su gira por Estados Unidos y su tierra natal, Canadá.

Autor: Marta Querol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *