‘Atrapada en el limbo’: toma con humor la crisis de los 30

Cómo romper con todo lo establecido… Esto nos desvela Silvia Grijalba en su última novela.

Nuria, inmersa en la crisis de los treinta años, decide que su vida aparentemente perfecta necesita un cambio. Esta embarazada pero no quiere aceptar las reglas de nuestra sociedad que dicen que un niño sólo puede venir en un entorno consolidado: pareja, trabajo, calma. Abandona un buen trabajo como periodista y se aleja física y mentalmente de un novio perfecto pero más aburrido que una ostra ¿Está haciendo bien Nuria al no conformarse con lo que todo el mundo pensaría que es perfecto?

Esta chica coge las maletas y se refugia con su madre y la actual pareja de ésta en una casa de reposo especializada en terapias alternativas. Este edén con tintes de sede sectaria, es dirigido por su progenitora y su nueva pareja, que es un gurú muy listo que hace que todo el mundo baile a su son. La cosa se lía cuando esta inconformista se enamora de un chaval infinitamente más joven que ella y que la trae completamente loca. Este enamoramiento de adolescente la aleja aún más de decisiones maduras.

Pero esto no acaba aquí: Nuria reconoce a una nueva huésped de la casa, Rebecca, que ha sufrido un juicio de la sociedad que la considera, sin ninguna prueba, asesina de una adolescente. Pero cuando creemos en la total inocencia de esta recién llegada, una nueva joven aparece muerta en los alrededores de este singular balneario…

Esta novela, escrita en clave de humor, habla de la crisis femenina de los treinta años que equivale a la de los cuarenta en los hombres que maduran más lentamente y rompe con estereotipos asentados del mundo femenino como el estado de gracia del embarazo y la maternidad, los tópicos sobre el lesbianismo, la creencia de que las mujeres buscan protección en sus parejas, el descubrimiento de los "lolitos", o el terror a esa presunta obligación de seguir las normas del mundo adulto cuando una mujer deja de ser "hija de" para convertirse en "madre de".

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *