Alta tensión: la caza ha comenzado

Una casa aislada, dos amigas inseparables, una familia unidas, un asesino sanguinario que merodea por la región… Cuando cae la noche, sólo hay una norma: sobrevivir.

Eso es lo que intentan Marie (Cécile de France) y Alexia (Maïwenn) cuando, al anochecer, el ambiente relajado y de estudio que existía se torna en un ambiente de peligro y terror. Un sanguinario asesino ( Philippe Nahon) las acecha, la persecución durará hasta la madrugada.  

El mal “no tiene nombre, probablemente sea alguien que vive en los alrededores de la casa. Es un asesino sanguinario, un auténtico enfermo que no se detiene ante nada”, esta es la definición que Philippe Nahon hace de su personaje. La carnicería y el miedo se unen en Alta Tensión para causar terror en estado puro, el propio director y coguionista Alexandre Aja reconoce: “El tema es simple, evidente; es al 100% una película de género, con un único objetivo: ¡dar miedo!”. Inspirada en films como La matanza de Texas, Evil dead o El resplandor está película concentra todos los miedos humanos: “El temor a lo desconocido, el miedo a la oscuridad, la claustrofobia y la importancia de la muerte”, asegura el director parisino.

1 hora y 25 minutos de terror que según el director “no contienen ningún mensaje”. Se juega con las reacciones de los personajes cuando entran en contacto con el horror “los sentimientos se exacerban. Todo se vuelve más denso, más urgente. ¿Qué haríamos en su lugar? Cada gesto, cada decisión pueden conducir a la muerte…”, comenta Alexandre Aja.

La película relata la persecución del asesino, en la casa y en el bosque, y el pánico que viven las dos chicas. El rodaje de la película se llevó a cabo durante la noche y duró seis semanas. Fue una experiencia gratificante pero dura para los actores. “Todos lo pasamos mal. Yo iba descalza, en camiseta. La sangre falsa se pegaba como si fuera cera y ni siquiera podía ponerme un anorak sobre los hombros entre toma y toma…” explica Cécile de France. Tampoco el rodaje fue un camino de rosas para Maïwen: “Lo que más me hizo sufrir fueron las condiciones climáticas y el ritmo. Fue una auténtica experiencia. Las últimas escenas fueron las más duras, hasta me hice una contractura en la espalda de tanto estar tirada en el suelo helado, en medio de ese bosque…”

Para superar estas condiciones y para tener suficiente fuerza física para según que escenas, Cécile de France tubo un entrenamiento determinado: “Durante dos meses, todos los días, trabajaba al menos dos horas con un campeón del mundo de boxeo tailandés amateur, Edouard Nikitine”. “Además, -continua la actriz belga- tenía que perder peso, tenía que adelgazar de cara, que mis facciones fueran un poco más secas, para dejar entrever la parte sombría de Marie, el lado loco y, en cierto modo, una especie de fuerza interior…”

La película dirigida por Alexandre Aja estará en cartelera a partir del 12 de Noviembre. Es un terror a través del pánico de las protagonistas, que viven una caza sin tregua.

Estreno: 12 de noviembre

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *