Alojamientos en casas particulares

En muchas ocasiones viajar a un lugar
desconocido significa no llegar a conocer más allá del hotel y los
monumentos que están en las rutas de las visitas guiadas.

Viajar, además de hacerlo para
alejarse de la monotonía u olvidar algunos problemas temporalmente,
debería servir para comprender y aprender de la realidad de otras
sociedades, la personalidad de otras personas y el conocimiento del
modo en que viven su día a día. El verdadero valor del viaje son
las lecciones que podemos aplicar a nuestra vida.

Pero conseguir profundizar con la gente
en un lugar desconocido no es fácil y puede llevar mucho tiempo así
como un gran gasto que no siempre se puede asumir. Por este motivo,
sitios como Hospitality Club en Internet han tomado la
iniciativa de crear una comunidad para viajeros y hospedantes, es
decir, personas que ofrecen su hogar de forma gratuita a los
viajeros
que deseen conocer en profundidad sus lugares de
destino.

Tras hacerse miembro de esta comunidad,
es posible viajar a cualquier parte del mundo en el que haya
otra persona que ofrezca alojamiento, del mismo modo que se puede
ofrecer el propio hogar para acoger a otros viajeros.
El sitio web asegura unas normas de protección contra posibles
personas deshonestas así como consejos que deben seguir quienes
reciben a los viajeros. Así mismo, antes de decidir alojar a
alguien, es posible tener acceso a su identidad y a los comentarios
dejados por otros miembros de la comunidad con respecto a esa
persona.

Todos los servicios del club son
gratuitos, desde la inscripción hasta el alojamiento y únicamente
se pagará por los gastos personales, tales como comida y demás. La
hospitalidad fomentada por este club es un intercambio de ayuda y
conocimientos entre desconocidos.

Aunque generalmente los jóvenes
siempre son quienes más se atreven a vivir situaciones con personas
desconocidas, gente de todas las edades y varios países se
ofrecen para hospedar
o buscan alojamiento en casas de
particulares, lo que nos hace saber que no todo el mundo supone un
peligro y que si se vive entre personas honestas las enseñanzas
que podemos intercambiar son ilimitadas
.

Autor: Elena Estepa Estrella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *