Alivia el dolor de tus pies

Los pies son una parte importante de nuestro cuerpo. A menudo, solemos olvidarnos de ellos y merecen un cuidado especial para que después, no nos pasen factura. Lee atentamente y sigue los pasos que te propone Nosotras para andar sobre seguro.

Caminar con tacones, estar horas y horas de pie, los pisotones… el ajetreo diario fatiga los pies y al finalizar el día no es nada extraño padecer hinchazón. Al caer la noche pueden llegar a tener hasta un 15% más de volumen. Para bajar la hinchazón lo mejor es sumergirlos en agua caliente con un puñado de sal.

Para los días que notes tus pies sobrecargados y muy pesados, el contraste de temperatura te ayudará a calmarlos. Mantén los pies sumergidos en agua fría durante cinco minutos y alterna con agua caliente.

Otro problema bastante común es el sudor. Ponlos en remojo en una infusión de lavanda y salvia durante diez minutos diarios y pronto verás los resultados. Después de la ducha rocíalos con un desodorante específico para el problema, el efecto será más duradero.

Pero si lo que prefieres es curarte en salud, existen unos ejercicios básicos que te ayudarán a tonificarlos y descansarlos.
1. Acuéstate en el suelo, levanta los pies unos 25 centímetros y flexiona al máximo los tobillos hacia arriba. (Repite 15 veces)
2. Acostada en el suelo y con las piernas completamente estiradas, dibuja con tus pies círculos hacia fuera y hacia adentro. Primero diez veces hacia una dirección y luego otras diez hacia la otra.
3. También tumbada estira un pie de puntilla y mantén la posición cinco segundos. Cambia de pie para hacer el mismo movimiento. ( Repite 10 veces con cada pie)

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *