Àlex Casanovas: “Si no hubiera sido actor sería actriz”

La periodista y escritora Elisenda Roca debuta en la dirección teatral llevando a los escenarios una adaptación, escrita por J.L. Martín, de ‘Misterioso asesinato en Manhattan’, uno de los éxitos del cineasta Woody Allen. Hemos hablado con Àlex Casanovas, uno de los intérpretes de la obra, sobre este nuevo estreno teatral.

Misterioso asesinato en Manhattan es una comedia que habla de relaciones humanas, de la sospecha y el peligro. En el West Side de Manhattan viven Tony (interpretado por Pep Ferrer) y Carol (Montse Guallar), un matrimonio con una relación rutinaria y sin emociones. Tienen amistades como Mark (Àlex Casanovas), Marga (Maria Lanau) y una pareja de su mismo edificio, Lidia (Maribel Altés) y Paul (Camilo García). Un día Lidia aparece muerta y la sospecha y la intriga aparece en la vida de los personajes.

En esta obra se mezcla el thriller con la comedia, ¿cuál de estos géneros te gusta más y porqué?
En principio me gustan los dos, sinó hubiese dicho que no al proyecto de Elisenda. Creo que está muy bien hecho, no es estrictamente policiaco y con mucha intriga, sí que hay un poco, y hay la comedia justa, más que nada por las situaciones en las que se encuentran los personajes y yo creo que la combinación es muy buena. La comedia nace de la angusta de estas personas.

Háblanos del personaje que interpretas.
Es un dramaturgo que se acaba de divorciar y está pasando un momento bajo. Sus amigos, en este caso el personaje que hace Marta Guallar y también el de Pep Ferrer, intentan buscarle una pareja para que el chico se rehaga un poco y ayudarlo.

Además de en la obra, actualmente también te podemos ver en El cor de la ciutat, una serie de la televisión catalana ¿Es difícil combinar ambas cosas?
El cor de la ciutat se hace unos días fijos, bueno, días variables de grabación, pero que son tres o cuatro mañanas a la semana y lo he combinado con los ensayos. Además, en estaobra mi personaje no sale demasiado, tiene siete escenas, con lo cual tampoco era tan importante que no pudiese estar en todos los ensayos. Es una cuestión de sacrificar horas, tiempo libre.

La serie y otros trabajos que has hecho te han dado mucha popularidad. ¿te han confundido alguna vez con el personaje que interpretas?
No. Yo tuve la suerte de comenzar en televisión siendo Àlex Casanovas, y Montse [Guallar] también, haciendo Amor a primera vista. Entonces, como también hice muchas cosas antes de hacer series [algunos programas de entretenimiento, durante 4 o 5 años] pues la gente siempre me ha conocido como Àlex Casanovas, tanto en teatro como en cine y televisión. No me ha pasado eso. Sí que es posible que en los primeros culebrones que se hicieron en Cataluña, como la mayoría de gente no iba mucho al teatro, a los actores les llamaban por el nombre del personaje. Pero esto, poco a poco, ha ido cambiando.

Esta obra se basa en una película de Woody Allen ¿Has visto otras películas de este director?
Sí, y algunas me han gustado mucho y otras no tanto, creo que como a todo el mundo.

Allen ha anunciado que rodará una película en Barcelona, ¿te gustaría trabajar con un director como él?
A mi me ha gustado trabajar siempre, me da igual el director, porque a veces no conoces a alguien y te llevas una gratísima sorpresa, o al revés, conoces a alguien y crees que te lo vas a pasar bien y resulta que es un trauma o un desastre a nivel personal de relación con la gente que trabajas. Sí, claro que me gustaría trabajar con él, pero tengo una cosa pendiente que es el idioma. Seguramente se rodará en inglés, por lo que tendría que hacer un intensivo, que si fuese el caso, se haría.

Hablando de directores, con quien has trabajado mucho es con Antonio Chavarrías, ¿qué tiene de especial que te haga volver a trabajar con él?
Pues las historias que explica y la manera que tiene ahora de explicarlas. Yo creo que Antonio ha aprendido muchísimo dirigiendo a los actores y confiando más en ellos y pidiéndoles cosas que aunque se alejen un poco de la idea que tiene preconcebida cuando escribió el guión, le sirven igualmente para llegar al final al propósito que busca. Yo con Antonio me he entendido muy bien siempre, desde la primera película que hicimos, Manila, hasta esta última, Las vidas de Celia, y la verdad es que creo que se ha hecho grande como director.

Ahora que empezamos el año, además del éxito de este proyecto, ¿qué esperas para el 2006?
Pues continuar trabajando. Continuar esperando que me ofrezcan cosas que me atraigan profesionalmente y hacer lo que pueda e intentarlo hacer bien.

Por último, ¿Si no hubieses sido actor que serías?
Actriz. (risas)

Desde el 12 de enero y durante cinco semanas, se podrá ver en el Teatro Tívoli de Barcelona a Álex Casanova y el resto del reparto de Misterioso asesinato en Manhattan, que luego iniciará una gira por el resto de Cataluña, para finalmente volver de nuevo a la ciudad condal. Aunque existe una propuesta de realizar una producción paralela en castellano de esta obra con el objetivo de representarla en el resto de España, aún no se ha confirmado.

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *