Aconseja a tu chico en la primera cena con tus padres

Por fin ha llegado el momento, tus padres quieren conocer a tu chico y el pobre está más nervioso que nunca. ¿Te acuerdas de la película de los ‘Padres de ella’? Seguro que él se encuentra en la misma situación ahora mismo. A continuación te damos una serie de consejos para que consigas calmarlo y que se sienta seguro.

Estas Navidades son las primeras que tus padres invitan a cenar a tu chico. Nunca te has encontrado en una situación parecida y ves que él está algo nervioso. Últimamente lo has notado nervioso y algo inseguro. Pues el pobre tiene mucho miedo a quedar mal o hacer el ridículo. Pero, para eso estás tú, para que le eches un cable y consigas que todo salga perfecto.

¿Qué cosas deberás decirle?

  • Cuando llegues saluda a mi padre con un apretón de manos, no muy fuerte y a mi madre con dos besos cordiales. No se te ocurra darle un abrazo a mi padre y un megabeso en la mejilla a mi madre.
  • Es de cortés llevar un postre, una botella de vino o de cava. Dependiendo del nivel social de la familia deberás adecuar la calidad del producto. Pero siempre va bien centrarse en un punto medio.
  • Acuérdate de respetar las normas a la hora de cenar, ya sabes… lo de siempre, no hables con la boca llena, haz un uso correcto de los cubiertos, ponte la servilleta encima de las piernas, no hagas ruido al masticar, no te metas los dedos en la boca, pide por favor que te pasen el vino y el agua, sirve a los demás antes que a ti….
  • Durante el café hay un tema muy importante, no te bebas el café con la cucharilla dentro, es un detalle que no todo el mundo tiene en cuenta, y si lo cuidas quedarás como un auténtico caballero.
  • Procura no beber demasiado alcohol durante la cena, no queda bien que mis padres te vean ebrio el primer día, así que guarda la juerga para el día de la boda y mientras pórtate como un señor.
  • Si mis padres no fuman es mejor que tú tampoco lo hagas, es un detalle de cortesía por tu parte.
Trucos que deberás aplicar con los padres de ella
  • Y referente a los temas de conversación, intenta que sean neutrales, prohibido hablar de política y religión, son temas muy conflictivos y no te convienen en las circunstancias que te encuentras.
  • Y sobre todo, no alardees de nada, muéstrate tal como eres, con sencillez y naturalidad. No fuerces ninguna actitud, sé siempre tu.
  • Por último, ten pequeños detalles conmigo, para que ellos vean que estás por mí y que me quieres. Aunque no hace falta que empieces a darme besos delante de ellos, es un detalle de mal gusto, y que hace sentir incómodos a mis padres y a mí.

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *