’24K Magic’ de Brunos Mars arrasa en los Premios Grammys 2018

Bruno Mars se impuso en la 60ª gala de los Grammys, los premios principales de la industria discográfica estadounidense, que se han celebrado el New York para commemorar su aniversario. Son los premios más importantes de la industria, y Bruno Mars “lo ha petado”.

Mientras el conocido rapero Kendrick Lamar ganó cinco estatuillas, los dreamers y el feminismo estuvieron presentes en la gala a través de las reivindicaciones de los músicos, muy aplaudidas por el público.

La canción Humble se llevó el premio a la mejor interpretación rap, la mejor canción y el mejor vídeo. Por otro lado, Jay-Z sin duda fué el gran perdedor de la noche. Era el favorito, el más nominado -con ocho-, pero al final no se llevó ninguno. Algo que seguro que no esperaba ni él, ni muchos. Otra vez será, Jay

That’s what I like, de Bruno Mars, es la canción del año y 24K Magic la grabación. Lo más destacado de la noche ha sido que Bruno Mars se llevó el premio al álbum, grabación y canción del año por su trabajo en su tercer disco, ’24K Magic’, imponiéndose a Kendrick Lamar y Jay Z.

 

Por su parte, Ed Sheeran consiguió ser el mejor en lo suyo y parece que no hay quien lo destrone -de momento-. Ganó el premio al Mejor Solista y Álbum Pop.

Esta edición se ha caracterizado por las duras y constantes críticas al presidente de EEUU, Donald Trump. Estas han tenido el mismo peso que las reivindicaciones femeninas.

Destacar el papel de Kesha, convertida en un verdadero símbolo en la lucha de la mujer, interpretó ‘Praying’. Sin duda, un momento realmente mágico y que marcó la noche de los Grammys.

 

Una de las categorías con más renombre de los Grammy, la de mejor nuevo artista, fue para Alessia Cara. La cara joven de la música popular se impuso a Khalid, Lili Uzi Vert, Julia Michaels y SZA.

Un dato importante que queremos destacar es que no había ningún artista blanco entre los nominados al mayor premio. Además, fueron unos premios en los que se ha destacado el talento de los más jóvenes.

La neozelandesa Lorde, nominada al álbum del año por su disco ‘Melodrama’, decidió no desfilar por la alfombra roja como gesto en protesta a qué no la hayan dejado actuar en solitario, algo que la indignó porque si han podido hacer gran parte de los candidatos masculinos. También destacaron las rosas blancas, como muestra de solidaridad al movimiento MeToo, al que tantas caras conocidas se sumaron.

 

Este fue el discurso de Lorde -uno de los que ha tenido más repercusión-: “Venimos en son de paz, pero tampoco vamos a aguantar tonterías. Los que se atrevan a intentar silenciarnos, decimos que se acabó”, expresó la actriz y cantante. “Somos hijas, esposas, madres, hermanas y seres humanos. Se acabó el tiempo para la discriminación. Se acabó el tiempo para el acoso de cualquier tipo. Se acabó el tiempo para el abuso de poder”, añadió. “No sólo ocurre en Hollywood, no sólo ocurre en Washington, también está pasando en nuestra industria”, dijo sobre las consecuencias del caso Harvey Weinstein. “Igual que tenemos el poder de transformar la cultura, también tenemos el poder de deshacer la cultura que no nos sirve. Trabajemos juntos, hombres y mujeres”.

La muestra de Lorde es una de las muchas iniciativas feministas que llenaron una gala que permaneció unida contra el acoso sexual. Movimientos como el Time’s Up y Me too -que se expanden en el mundo de la música-, estuvieron presentes a lo largo de los Grammys como consecuencia tras los abusos de Weinstein.

 

Fuente: El País

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *